Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Destino Estrella

Tokio, la ciudad que será olímpica

Con los Juegos Olímpicos que se avecinan para el 2020, la capital japonesa es un destino imperdible para el viajero aventurero que busca nuevas experiencias culinarias, culturales y deportivas. Detallamos cinco razones para visitar esta ciudad

Tokio, la ciudad que será olímpicaShutterstock

Todo Japón se está preparando para la llegada de los Juegos Olímpicos 2020 en la ciudad de Tokio el próximo 24 de julio con actividades que van desde recorridos kilométricos hasta festivales deportivos. Se esperan más de 600 mil visitantes internacionales para uno de los eventos más importantes en el mundo. Por esto, destacamos algunos sitios que todo viajero debe conocer en la ciudad olímpica asiática.

Pese a que los boletos para asistir a los Juegos Olímpicos son difíciles de obtener, Tokio ofrece muchas más opciones para disfrutar la estadía durante la temporada de eventos culturales y sin hacer hoyos al bolsillo. Con parques despampanantes y plazas de restaurantes infinitos, la capital japonesa promete una vista panorámica inolvidable y una experiencia sin igual.

El transporte más eficiente

Para disfrutar una tarde divertida y llena de acción antes de asistir a la cita olímpica, recorrer la ciudad en uno de los medios de transporte más eficientes del mundo es un sueño vuelto realidad. Con el JR Pass (Japan Rail Pass), un pase electrónico de transporte unipersonal, el movilizarse en la red de trenes de la ciudad se vuelve una tarea sencilla si se planifica con antelación. El pase le permite al viajero pagar plaza de asiento por adelantado y poder contar con la comodidad de la clase preferente o turista durante 7, 14 o 21 días (según escoja el comprador). Lo más importante es conseguirlo un mes antes de viajar a Tokio por tiendas online, ya que en centros especializados resultará más costoso.

El Palacio Imperial donde reside el emperador Naruhito.Shutterstock

El pase unipersonal también permite al turista utilizar el tren bala conocido como Shinkansen y realizar el recorrido de Tokio-Kyoto de ida y vuelta, para explorar así los alrededores de manera sencilla y rápida.

De igual manera, la página web Hyperdia ha sido por muchos años la mano derecha de los viajeros para conocer horarios de tren, movilización hacia ciudades contiguas, rango de precios y cambio de rutas para no perderse en medio la gigantesca ciudad. Y si se busca una manera más simple, la línea de Yamanote de Tokio es una red circular ferroviaria que llega a las principales estaciones desde Shibuya hasta Harajuku de manera fácil —aunque relativamente rápida—, y con menos probabilidades de desorientación.

Degustación económica

Para almorzar no es necesario ser millonario, pues aunque Tokio es una ciudad en la cúspide del desarrollo industrial y económico, la comida sigue siendo prioridad para todas las clases sociales y los millones de visitantes anuales que recibe la capital japonesa.

El restaurante Tendon Tenya se especializa en el plato de comida rápida local llamado tendon, que consiste en un bowl de arroz con tempura de marisco o verduras, el famoso restaurante Yoshinoya se dedica a preparar gyudon, un cuenco de arroz con ternera como topping; Katsuya, por su parte, es una localidad experta en tonkatsu (carne de cerdo empanada) y katsudon (carne de cerdo empanada sobre cuenco de arroz), mientras que hamburgueserías como Mos Burger y Lotteria ofrecen menús de hamburguesas al estilo japonés y occidental con sabores únicos para paladares arriesgados.

En cuanto a comidas más formales, el restaurante Tsuta (Japanese Soba Noodles, en su traducción) es conocido por ser el primero en recibir una estrella Michelin dado su ramen con caldo de salsa de soja y caldo de sal, una experiencia culinaria deliciosa y económica. Le sigue de cerca Nakiryu, el segundo restaurante de ramen en recibir la prestigiosa distinción mundial, aquí se puede degustar un plato de los populares fideos Dandan junto con un bol con carne picada de cerdo, cebolleta y fideos en un caldo con salsa picante, todo originario de la cocina de la región de Sichuan, de igual manera sabroso y barato para quienes visitan la ciudad.

La visita al mundo de Disney

Tras crear el primer Disneyland fuera de los Estados Unidos en 1983, el parque temático de Walt Disney en Tokio ha sido el más visitado del mundo, con miles de millones de visitantes al año.

De igual manera, se encuentra Disney Sea, el exclusivo parque acuático dentro del Tokio Disney Resort, que está inspirado en mitos y leyendas marinas de la historia japonesa. Cuenta con las zonas de Puerto Mediterráneo, la Isla Misteriosa, la Laguna de las Sirenas, la Costa Arábiga, el Delta del Río Perdido, el Descubrimiento del Puerto y el Frente Americano.

El parque es ideal para un público más adulto ya que ofrece a sus visitantes los paseos marítimos venecianos en el área portuaria italiana, el volcán acuático inspirado en Julio Verne y como broche de oro, poder pasar una noche en la famosa Torre del Terror.

Rutas históricas

Y si la fantasía no es el objetivo, Tokio ofrece sitios históricos abiertos al público donde se puede disfrutar de las milenarias costumbres y datos destacados del país asiático. Uno de ellos es el Templo Senso-Ji, el cual data del año 645 d.C., convirtiéndolo en el templo más antiguo de Japón y faro de paz para los residentes.

El Palacio Imperial de Tokio es una de las atracciones históricas más visitadas por turistas y residentes, siendo la residencia permanente del Emperador de Japón, actualmente Naruhito, y ubicada en el distrito de Chiyoda. Sin embargo, solo se permite la entrada de 300 a 500 personas de martes a sábado a los jardines del ala este y la Agencia de la Casa Imperial, por lo que estar a tempranas horas es indispensable para obtener un pase. El resto de la residencia solo es abierta al público en dos días al año, es decir, durante el cumpleaños del Emperador y el día de Año Nuevo (2 de enero).

El sushi fresco puede adquirise a módicos precios.Shutterstock

Si se es amante del teatro es indiscutible visitar el Teatro Kabukiza, ubicado en el barrio de Ginza en el distrito de Kabuki, a 10 minutos de caminata desde la estación JR Yurakucho. Este centro cultural data de la era Meiji, ha recibido cinco restauraciones en distintas décadas y posee la capacidad de albergar a casi 2 mil personas. Para asistir a las obras teatrales es necesario comprar boletos, que pueden ser para la obra completa o para actos individuales y el idioma no es problema, ya que se pueden obtener audífonos que narran la obra en inglés.

Aparte de los Juegos Olímpicos

Para quienes le siguen la pista a los JJ.OO., la visita a la capital japonesa es reglamentaria y con ella el recorrido a los diversos lugares donde se llevarán a cabo actividades antes y después de las presentaciones deportivas, que incluirán 33 deportes olímpicos y 22 paralímpicos.

Durante la temporada de los Juegos, se llevarán a cabo a su vez festivales veraniegos (llamados matsuri) para todo público, entre los que se encuentran el festival Mitama Matsuri, donde veinte mil linternas iluminan el Santuario Yasukuni Jinja de Tokio durante cuatro días de celebración (fechados del 12 al 15 de julio). La vestimenta se concentra en los yukatas, kimonos ligeros hechos de algodón. Se presentan danzas tradicionales y actos teatrales.

El festival Gion Matsuri data del siglo IX, Es famoso por sus flotadores, que pueden tener 25 metros de altura y pesar 12 toneladas. Se pueden usar treinta o más carrozas, cada una representando un vecindario o corporación distinta de Kyoto. Los barrios son decorados con papelería y flores a lo largo de las calles. El famoso desfile comienza en el Santuario Yasaka en el distrito Gion de Kioto. En 2009, el festival recibió la designación de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

A su vez, el festival Aomori Nebuta Matsuri, presenta un desfile de bailarines con carrozas iluminadas el cual dura horas y en la noche final se lleva a cabo un espectáculo de fuegos artificiales mientras las carrozas flotan sobre el mar. La celebración fue distinguida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco y es considerado uno de los tres festivales más importantes de Tokio.

El indiscutible valor cultural e histórico que posee Japón y su capital le convierte en un destino imperdible para el 2020. Lleno de colores, sabores y misterios por develar, el viajero aventurero se encontrará en un paraíso inolvidable al otro lado del mundo.