Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Farándula

El legado de Héctor Lavoe continúa

A más de veinte años de su muerte, ‘El Cantante’ sigue en la memoria de todos sus seguidores siendo honrado con una estatua

El legado de Héctor Lavoe continúa
El legado de Héctor Lavoe continúa

‘ Yo soy el Cantante’ una de las canciones más significativas de Héctor Lavoe. Un ícono de la salsa, la perseverancia y la meta de perseguir un sueño. Sigue en el 2014 escuchandose en fiestas y en la memoria de todos, tanto en su natal Puerto Rico como en los demás países Latinoamericanos.

Los seguidores del intérprete saben todas sus cualidades que se le atribuyen a Lavoe y para honrarlo en

un centro recreativo en la ciudad puertorriqueña de Ponce se realizó el domingo una ceremonia de develamiento de una estatua de bronce del fallecido cantante de salsa.

La estatua de unos dos metros de altura servirá para ‘perpetuar la memoria de tan insigne artista ponceño y su aportación a la música’, dijo la alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, según un comunicado de la alcaldía.

Ante los familiares de Lavoe, Meléndez Altieri insistió que la ciudad de Ponce, en la costa sur de Puerto Rico, ‘no dejará de enseñar a futuras generaciones quién es el mejor cantante de salsa de todos los tiempos’.

Desde que los restos del intérprete de éxitos como ‘Periódico de ayer’ fueron traslados a Ponce, varias organizaciones habían propuesto levantar un monumento para recordarlo. Mediante varias colectas y con el apoyo de las autoridades locales se recaudaron los 60 mil dólares que costó la estatua, detalló Eric Rivero, presidente del Comité Pro Monumento a Héctor Lavoe. La estatua dorada de una tonelada de peso fue elaborada por el escultor Severo Romero y muestra de pie a Lavoe con sus emblemáticos lentes, con un micrófono en su mano derecha y dos maracas en la izquierda. La ceremonia, a la que asistieron dos hermanas del cantante y su hija Leslie Pérez, concluyó con un espectáculo musical con varios cantantes y orquestas.

HISTORIA

Héctor Juan Pérez Martínez, nombre original del salsero, nació en una familia de escasos recursos en un barrio de Ponce en 1946.

Un niño que llevaba la música por dentro empezó en una academia musical aprendiendo música clásica, pero luego se inclina por lo que se escuchaba en las calles, el bolero y salsa.

Sumergido en un mundo lleno de melodías, Héctor con un grupo de amigos crea una banda de boleros y salsa, tocando en diferentes locales de su pueblo.

A los 17 años Lavoe viaja a Nueva York donde su hermana, en ese tiempo empieza una carrera prometedora y que lo lanzó al estrellato.

A finales de la década de 1960, Lavoe se convirtió en el cantante de la orquesta de Willie Colón.

En 1967, alcanza la fama con su primer trabajo discográfico con Willie Colón, que era una mezcla de géneros como guaracha, plena y guaguancó, y se titula ‘El Malo’. El álbum es un tributo a la cultura de los barrios bajos de Estados Unidos y Latinoamérica.

Mientras, Lavoe siguió cosechando éxitos, ya que para 1971 es convocado para grabar, junto a otras estrellas, Fania All Stars at the Cheetah. De este combo sobresalen Cheo Feliciano, Richie Ray, Ismael Miranda, Celia Cruz y el joven Rubén Blades.

Para el año 1975 lanza ‘La voz’, su primer álbum como solista, siendo el primero de 8 discos durante su carrera.

PÓLEMICA Y PADECIMIENTO

A finales de los años sesenta el cantante denominado ‘el cantante de los cantantes’ se sumerge en el mundo de las drogas, siendo la heroína uno de sus principales problemas.

Durante su carrera el intérprete de ‘Periódico de ayer’ perdió a personas queridas y tuvo pesares sentimentales que lo llevaron a sufrir de depresión, uno de ellas fue la muerte de su hijo debido a un accidente con una pistola que estaba siendo limpiada por un amigo y se disparó tocándole al joven.

En 1988 es diagnoticado con sida, para 1993 muere de un paro cardiaco.