Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Farándula

El musical de Clint Eastwood

Aunque su trayectoria le ha dado lo suficiente para retirarse, el gran cineasta sigue vigente. Presenta un nuevo trabajo

Hace décadas que podría haberse jubilado. Pero Clint Eastwood todavía sigue activo. Con 84 años recién cumplidos, acaba de estrenar la adaptación de Jersey Boys , el exitoso musical de Broadway que ganó cuatro premios Tony y ya lleva nueve años en cartel.

Basada en un guión de Rick Elice y Marshall Brickman –coautor de las primeras películas de Woody Allen-, el filme se centra en Frankie Valli y su banda Four Seasons, que lleva vendidos en todo el mundo más de 100 millones de discos a pesar de su corta vida y es considerado uno de los grupos más importantes de todos los tiempos.

La historia comienza en 1951, con Frankie Valli y Tommy DeVito, dos jóvenes de origen italiano de New Jersey y, lejos del musical que uno podría esperar, nos recuerda a las historias de barrio presentes en otras películas de Eastwood, como Río Místico (2003) o Gran Torino (2008).

En la primera gran escena de Jersey Boys no hay música, sino un robo. A pesar de que muy rápido llegarán los primeros temas, y luego el primer contrato discográfico y las apariciones televisivas. Todo, por supuesto, junto a los otros dos miembros de la banda: el bajista Nick Massi (Michael Lomenda) y el compositor y tecladista Bob Gaudio (Erich Bergen).

Una de las decisiones más importantes de Eastwood fue llevar a la pantalla a los actores que ya habían interpretado el musical en distintos escenarios y, a pesar de no ser lo convencional en este tipo de películas, fue un gran acierto. Sólo las performances musicales en vivo de John Lloyd Young, ganador de un Tony a mejor actor principal con su interpretación de Valli, hacen que la decisión haya valido la pena.

Para Eastwood, la historia ya tenía otras dos estrellas: el verdadero Frankie Valli –que con 80 años es uno de los productores ejecutivos del filme- y el musical del cual salió la película.