Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Farándula

Agradecida con el 2016

Entre esos altibajos a los que se refiere la artista se incluye sin duda el final de su relación con el bailarín Casper Smart

Agradecida con el 2016
Agradecida con el 2016

La cantante y actriz Jennifer Lopez no podría sentirse más agradecida por todas las bendiciones que le ha reportado este año que ya termina, en el que ha podido seguir disfrutando de la compañía de sus hijos, los mellizos Max y Emme (8) —fruto de su fallido matrimonio con Marc Anthony—, y de sus allegados con salud y fortuna.

‘Feliz Navidad a todos, espero que pasen una buena noche... Cada Navidad sigo el mismo ritual una vez que todos están ya dormidos. Me gusta sentarme bajo el árbol y pensar en el año que ya se acaba, y en cómo me siento acerca de todo lo que ha sucedido en mi vida. La magia del árbol con sus luces parpadeando siempre consigue que me pierda en mis pensamientos y sentimientos... y este año puedo decir honestamente que mi corazón rebosa gratitud. Ha tenido sus más y sus menos, sí, pero sentada aquí en el salón de mi casa, mientras mis pequeños duermen en el piso de arriba, todos sanos, en un hogar en el que se reúnen mi familia y amigos, me siento rodeada de amor y abrumada de gratitud por todas las bendiciones de mi vida. Felices fiestas a todos', escribió la diva del Bronx en su cuenta de Instagram.

Entre esos altibajos a los que se refiere la artista se incluye sin duda el final de su relación con el bailarín Casper Smart.

Al menos a Jennifer le queda el consuelo de haber gozado de un éxito indiscutible en el terreno profesional, gracias a la serie ‘Shades of Blue' y a su residencia de conciertos en Las Vegas, además de estar lista ya para el lanzamiento ya en 2017 de su primer disco en español en una década, en el que está trabajando precisamente con su famoso exmarido.