La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

El hombre del verano, según Milán

Repaso por las propuestas en la moda masculina para temporada primavera/verano 2018

Por estas fechas culminó la Semana de la Moda Masculina de Milán con propuestas para la temporada primavera verano 2018.

La firma Ermenegildo Zegna inauguró la cita con una colección en tonos blancos, beige y tierras, muy elegante y masculina, en la que primaron las rayas y los total look de un solo color para la próxima temporada primavera/verano.

En el guardarropa de Zegna no faltaron los pantalones de pinza en tonos blanco crudo, camel, marrón teja y marrón chocolate. El director creativo de esta firma, Alessandro Sartori, presentó trajes de chaqueta entallada y pantalón ancho en colores tierra pero también dejó un cierto espacio a los tonos más rosados, próximos a los corales.

Por otro lado, Versace propuso una colección deportiva y colegial para el hombre del próximo verano, mientras que Emporio Armani apostó por una estética nipona para el lanzamiento de su primera línea de relojes inteligentes, de la mano de Shawn Mendes.

En los trajes de Versace destacan las líneas verticales en brillo sobre fondo oscuro o en tejidos como el raso y estampados con los emblemas de su iconografía.

Y combinan con todo tipo de prendas, desde los pantalones cortos con zapatillas deportivas hasta los jerséis de punto en tonos pastel, las ‘bomber' en terciopelo o amplias sudaderas en rosa chicle.

Por su parte, Emporio Armani llegó desde Japón para imbuir a toda su colección de la próxima temporada estival de un toque samurái, conjugando la sobriedad y elegancia de las líneas orientales con la sofisticación de los quimonos de seda.

Los trajes, insignia de la casa, lucieron con sus tonos típicos, el azul marino y el negro, pero con aportaciones niponas como las chaquetas cruzadas y anudadas a la cintura o los pantalones de pinza con vuelo que incluso parecían faldas por debajo de la rodilla.

En el cierre de la Semana de la Moda Masculina de Milán, los protagonistas fueron los desfiles de Fendi, que se decantó por las transparencias, y el de Giorgio Armani, con una colección pura, sencilla y muy masculina.

Fendi dirigió su colección a un hombre urbano, de negocios, y lo hizo con un aire otoñal no solo por los colores que empleó, entre los tonos apagados y tierra, sino por sus materiales, como la lana e incluso e incluso los abrigos de pelo.

El hombre de Fendi del próximo verano vestirá pantalones de pinza muy amplios y de tiro alto, confirmando así esta tendencia secundada por la mayoría de firmas que pasaron por Milán, y los combinará con sandalias e incluso con chanclas.

Vestirá camisas vaporosas y volátiles con estampados en forma de flexos, tazas de café o manojos de llaves, así como jerséis de punto en los que predominan los estampados geométricos, como la clásica pata de gallo, en colores como el marrón, negro, beige o rosa palo.

La estrella de la colección fueron los sacos y las gabardinas, confeccionadas con brillantes transparencias y otras en tejidos sintéticos y con diseños geométricos.

También presentó su colección estival la firma Giorgio Armani, con un estilo tan sencillo y elegante que lleva por título ‘Made in Armani', dominada por el traje, combinado a veces con jersey de puntos, así como los tonos fríos como el gris, el plateado o su típico ‘greige' (mezcla de gris y beige).

Rompió esta tendencia el traje blanco en cortes simétricos o la que quizá sea la única estridencia de esta colección: los pantalones y las camisas en color violeta, marino o aguamarina.