Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Farándula

¿Quién sería capaz de quedarse dormido en una cita con Justin Timberlake?

El cantante ha revelado divertido en su Instagram que su esposa Jessica Biel se quedó traspuesta nada más comenzar la velada romántica que habían planeado por adelantado para celebrar su 38 cumpleaños

¿Quién sería capaz de quedarse dormido en una cita con Justin Timberlake?
¿Quién sería capaz de quedarse dormido en una cita con Justin Timberlake?

El cantante y a ratos actor Justin Timberlake lleva siendo desde hace dos décadas uno de los hombres más deseados del mundo del entretenimiento: primero como ídolo juvenil en la banda *NSYNC y más tarde como hombre de familia, ya que su estatus de casado no ha hecho más que sumarle atractivo por la manera en que siempre acompaña orgulloso a su esposa Jessica Biel y posa en un segundo plano sobre la alfombra roja cuando la ocasión lo requiere.

Sin embargo, incluso un sex-appeal como el suyo acaba convirtiéndose en algo cotidiano cuando se pasa suficiente tiempo a su lado y la prueba de ello la acaba de ofrecer él mismo.

Este jueves el artista cumple unos 38 años muy bien llevados pero, debido a su agenda profesional, le tocó celebrarlo por adelantado el miércoles con una salida romántica con su mujer. Dicho y hecho, encontraron un baby-sitter para su hijo de 3 años, y se lanzaron a las calles de Nueva York para festejarlo por todo lo alto.

El problema es que la guapa intérprete no parecía haber descansado demasiado y ya en el coche que les llevaba a su primera parada de la velada comenzó a dar pequeñas cabezadas, como se ha encargado de documentar el cumpleañero en su Instagram.

"Mañana me toca trabajar en mi cumple, así que mi mujer ha hecho planes por todo lo alto para esta noche...", ha comentado irónico Justin junto a una grabación en que se puede ver a Jessica dormida contra la ventanilla del asiento trasero de un coche. Ella, por su parte, intentó salvar la situación en cuanto se dio cuenta de que la estaba grabando recurriendo a la vieja excusa de 'solo estaba descansando la vista'.

"Solo me estoy preparando para una gran noche fuera de casa, solo es la preparación", aseguró ella en cuanto se despertó de su breve siesta debido a que su marido -quizá por aburrimiento- se había puesto a cantarse el 'cumpleaños feliz' a sí mismo.

Justin no se animó a compartir cómo había acabado la celebración y si su esposa había conseguido sobreponerse a la somnolencia, aunque en vista de que a él le tocaba estar fresco para la mañana siguiente, no parece demasiado probable que la fiesta se alargara hasta las tantas de la madrugada.