Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Farándula

¿Qué hay realmente detrás del 'Megxit'?

La dimisión de Enrique y Meghan ha provocado una grave crisis en la monarquía británica que está buscando a toda costa una salida razonable

Tras la unión entre el príncipe William y la duquesa de Cambridge, el príncipe Harry y Meghan Markle se convirtieron en una de las parejas favoritas de la realeza británica.Shutterstock
  • ¿Qué hay realmente detrás del 'Megxit'?
  • El 'Megxit' se convirtió en tendencia en redes sociales. Se trata de un juego de palabras sobre la decisión de la pareja real y el 'brexit'.Shutterstock
  • ¿Qué hay realmente detrás del 'Megxit'?

Son pareja y un fenómeno mediático. Protagonizaron el enlace nupcial de un príncipe y una actriz que acaparó los titulares del mundo. Hoy, tras hacer pública su dimisión real, el pasado 8 de enero, a través de un comunicado conjunto, los duques de Sussex se han convertido en un nuevo motivo de análisis para la opinión pública internacional. Realmente, ¡decidieron iniciar 2020 siendo trendig topic!

¿Pretensiones? Tener independencia financiera de la Casa Real sin renunciar a todos los beneficios propios de la misma.

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros 'mayores' de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”, inicia el comunicado que los duques de Sussex difundieron en su perfil de Instagram; una publicación con casi dos millones de likes y a la que también es posible acceder a través del portal oficial sussexroyal.com.

“Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa”, completan los duques.

La renuncia de Meghan Markle y el príncipe Harry a sus funciones en la familia real británica ha sido un tanto escandalosa.

Según reseña la agencia de noticias EFE, la pareja, que estuvo seis semanas de vacaciones en una mansión en la isla de Vancouver, al oeste de Canadá, decidió dejar a su primogénito Archie Harrison bajo el cuidado de una de las mejores amigas de la exactriz, Jessica Mulroney, la hija del ex primer ministro canadiense Brian Mulroney, mientras entregaba en Londres su carta de dimisión real.

La decisión de Enrique y Meghan, hoy conocida como el 'Megxit', ha provocado una grave crisis en la monarquía británica que busca con desesperación una salida al futuro de los duques de Sussex.

“Convertir a Enrique en el gobernador general permitiría que el príncipe mantuviese la apariencia de seguir honrando a la reina, al ser su representante legal en Canadá”, reseña EFE. Así, la monarquía británica podría defender que Enrique sigue trabajando para la Casa Real.

Isabel II

Ante la sacudida generada por el anuncio de Meghan y Harry, el Palacio de Buckingham emitió un comunicado. “Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de tomar un acercamiento diferente, pero estos son asuntos complicados que llevarán un tiempo para resolverse”, sintetizó la misiva.

Pero este lunes, tras la reunión celebrada en medio de la contingencia, la reina Isabel II anunció que la familia real británica abrirá un “periodo de transición” para acomodar la nueva situación de los duques de Sussex, durante el que pasarán tiempo entre Canadá y el Reino Unido, dado su deseo de distanciarse de los compromisos con la monarquía.

El palacio de Buckingham divulgó un nuevo comunicado en el que la monarca señaló que existen “asuntos complejos que resolver” para los que se alcanzará una solución “en los próximos días”.

Según medios locales, en la reunión, que duró cerca de dos horas, participó también Meghan vía telefónica. Después del encuentro se pudo ver a Enrique, su hermano Guillermo y al padre de ambos, el príncipe Carlos, abandonar por separado la residencia real de Sandringham, ubicada en el este de Inglaterra.

En la nota, la soberana afirma que ella y su familia “apoyan completamente” el “deseo” de su nieto y la ex actriz norteamericana de “crear una nueva vida como una familia joven”.

“Aunque hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia mientras siguen siendo una parte valiosa de mi familia”, señaló.

Una marca

Según información de la revista estadounidense Vogue, en junio de 2019 los duques de Sussex registraron la firma Sussex Royal, y se encuentran en espera —de acuerdo con archivos de la Oficina de Propiedad Intelectual de Reino Unido— de la aprobación para utilizarla. Se estima que con ésta podrían explotar una amplia cartera de productos, desde iniciativas benéficas hasta moda.

De acuerdo con Vogue, hasta ahora Meghan y Harry pagaban las facturas a través del ducado de Cornualles del príncipe Carlos de Inglaterra (95%); y de la Subvención Soberana con la que el gobierno británico entrega a la Familia Real un dinero para cubrir gastos de deberes oficiales y cuidado de los palacios reales (5%)”.

Lo cierto es que, según las proyecciones de expertos, Sussex Royal, como marca, podría representar una jugosa fuente de ingresos para la pareja, incluso superior a los $500 millones anuales.

Por otra parte, durante el estreno de El Rey León en Londres (2019), las cámaras captaron un saludo nada protocolar entre Markle y Beyoncé, así como un cruce de palabras entre el príncipe Harry y Bob Iger, CEO de Disney. Posteriormente, pudo conocerse que la duquesa prestará su voz para la película benéfica Elefantes sin Fronteras, una colaboración con el gigante del entretenimiento estadounidense.

¿Vidas incompatibles?

Antes de sumergirse en una vida de protocolos y responsabilidades reales, Meghan Markle ya conocía los reflectores y el flash. Nació el 4 de agosto de 1981 y creció en Los Ángeles, California. Con 22 años, se graduó en Teatro y Relaciones Internacionales y se desempeñó como actriz hasta 2018 tras comprometerse con el príncipe. Harry, por su parte, con una infancia marcada por el divorcio de sus padres y luego la muerte trágica de su madre. Ha sido catalogado como “el rebelde”, llegando a estar, durante su juventud, vinculado a fiestas alocadas, desnudos y alcohol. Con decisiones irreverentes. Los medios británicos dan cuenta de que Markle no ha encajado del todo en el sistema de vida de la realeza; pero las consecuencias y motivos reales de la decisión de la pareja, solo el tiempo las desvelará.