Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Mia Voces Activas

Terri Lyne Carrington: 'Nunca será suficiente hablar de la brutalidad policial, del racismo o de la desigualdad profesional'

Compositora, baterista de 'jazz', educadora y artista de renombre, Terri Lyne Carrington se presenta como una mujer dispuesta a correr los riesgos necesarios para levantar su voz, sea como activista o en su música. Conversamos con ella para descubrir sus inicios y su motivación

Desde Boston, Massachusetts, la compositora, baterista, educadora y activista afroamericana Terri Lyne Carrington llegó a Panamá con motivo del Festival Internacional de Jazz 2020, y a su vez para dar luz verde a su nuevo proyecto 'Waiting Game', un álbum de jazz con su nueva banda Social Science.

Terri Lyne Carrington: 'Nunca será suficiente hablar de la brutalidad policial, del racismo o de la desigualdad profesional'Delphine Diallo

Carrington se define como una mujer que “apuesta” por ella misma, en todo momento y sin miedo al futuro. Como directora del Instituto Berklee de Jazz y Justicia de Género, la instrumentista ha reforzado su compromiso con una juventud más consciente y sana en Estados Unidos, tras los casos de acoso sexual, violaciones, feminicidios y crímenes de odio. En una conversación con La Estrella de Panamá, comentó su pasión por el jazz y la combinación de este género musical con su fuerte voz social.

A su nuevo álbum 'Waiting Game' y su nueva banda Social Science les ha ido muy bien, cuéntenos ¿cómo empezó esa agrupación? ¿Por qué tener una nueva banda?

Cuando realicé el proyecto The Mosaic Project (2011), Matthew Stevens tocaba la guitarra en el tour con nosotros y luego tuve a Aaron Parks en Money Jungle (2013) tocando el piano; me encantó trabajar con ambos y soñé unirlos para llevar a cabo un nuevo sonido. Cuando los reuní para hacer una presentación en China de Money Jungle, me convencí de poner en marcha el proyecto, como una colaboración hecha por los tres basada en nuestras conversaciones. Empezamos a trabajar en la música y tomó dos años y medio completar todo el set.

¿Cómo fue el proceso creativo para 'Waiting Game'?

Los tres trabajamos de lleno en la composición de la música. Aaron hizo tres canciones, una de ellas era 'Bells', y 'The Anthem' que contó con la rapera Rapsody, quien es muy reconocida y dio su voz para la letra. Matthew hizo los arreglos para el tema 'Love' -original de Joni Mitchell- y 'Purple Mountains'. Por mi parte, escribí 'Pray the Gay Away' que es enteramente instrumental, y 'No Justice (For Political Prisoners)' que habla sobre justicia social. Hicimos música muy variada y poniendo capas diferentes dentro de temas sociales, políticos, cosas de las que quería hablar y ubicar en debate público para lograr diferencias tangibles.

“Si te interesa la música, haces todo lo posible por sacarle su máximo 
potencial, lo que aplica para la sociedad y a lo que te dediques. 
Si te interesa, haces lo mejor posible para verlo prosperar”,
TERRI LYNE CARRINGTON,
COMPOSITORA DE 'JAZZ'

¿Vio una gran urgencia de hablar de estos temas por la situación actual de EEUU y el mundo?

Cuando empezamos a trabajar en el álbum todo iba lento, pero entonces sucedieron las elecciones y nos tuvimos que apurar, fue una llamada de alerta que decía “¡hay que sacar esto ya!”. Estuvimos en shock y decepcionados con la política de nuestro país y nos dimos cuenta de que nunca puedes hablar suficiente de la brutalidad policial, del racismo o de la desigualdad profesional que afecta a nuestros profesores en toda la nación.

¿Cuáles son sus esperanzas para las nuevas elecciones que se están abriendo paso en EEUU?

Lo único que realmente esperamos es que este hombre salga de la casa presidencial. No puedo creer ya que hayan pasado tres años de este panorama; se siente igual de mal que desde el principio.

Los críticos y consumidores de tu música dicen que 'Waiting Game' es una nueva faceta de tu trabajo, más centrada en el activismo y la rebeldía, ¿lo considera cierto?

Es un poco agresivo, te cae de golpe en la cara. Sí tiene matices de igualdad de género, reflejando un poco a como era Money Jungle, que giraba en torno al capitalismo, que es el padre y la madre de otros cánceres sociales como el racismo y el patriarcado. Es un disco ligeramente controvertido, pero con mi toque personal.

¿Qué desea transmitir a quienes escuchen su nuevo álbum?

Yo lo veo solo un comentario social, así que no sé exactamente cómo lo tome la gente. No siento que esté enseñando nada que no sea obvio en estos momentos. Los afroamericanos están siendo oprimidos y estamos comentando acerca de lo profundo de esta situación, reconociendo en cada canción los sentimientos de aquellos que fueron dejados atrás. En otro álbum podríamos hablar de la historia de los nativos americanos y sus batallas con los colonizadores, quienes tomaron sus tierras hace muchos siglos, y los marginaron. Con 'Waiting Game' solo decimos “esto pasó, y no podemos olvidarlo”.

En esta era de revolución feminista las mujeres se empoderan cada vez más, pero en los inicios de Terri Lyne, ¿sufrió algunos retos durante su inserción en la carrera musical?

Era joven, tenía una familia inmersa en la industria, no tuve grandes retos cuando empecé. Todo me fue bien. Fui la excepción, pero me di cuenta de que eso no es algo bueno. Fui la primera mujer en ganar un premio Grammy en jazz y eso me hizo feliz, pero no es algo para celebrar, sino para darse cuenta de que las mujeres no habían sido reconocidas nunca antes. En más de 50 años de este premio las mujeres fueron ignoradas, eso demuestra que hay un problema en esta industria que aún no erradicamos y depende de mucho trabajo colectivo.

¿Sobre qué conceptos le gusta escribir en sus temas musicales?

Voy donde la música me guíe. Generalmente tengo una idea de lo que quiero decir y me toca adaptar la música a esa idea, buscar el punto central de la canción. Para mí es difícil escribir canciones de consciencia social sin parecer cursi o pretenciosa. Al escribir este álbum tuve hacer notar mi parte activista y orquestar la historia con la música y las voces. Quería asegurarme de que la música fuera buena para luego reflejar los sentimientos de lo que pensamos, y adaptarlos a ella.

Baterista, productora musical, profesora, letrista..., ¿cómo logra dividirse entre tantos aspectos?

Me canso solo de pensar en todo lo que hago (risas). Me enfermé al llegar a Panamá, y esperaba que no se tornara grave. Solo trato de tomar las cosas con calma y disfrutar de cada una. Si te interesa la música, haces todo lo posible por sacarle su máximo potencial. La misma filosofía aplica para la sociedad y todo lo demás a lo que te dediques. Si te interesa, haces lo mejor posible para verlo prosperar, sino entonces actúas desde el egoísmo y de ahí nada prospera.