Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Moda

Flamingo, diseño local y vestidos de baño con identidad

En esta ocasión conversamos con Angélica López, diseñadora de prendas de baño, quien compartió su proceso creativo y presentó los detalles de una nueva colección denominada 'Los cuatro elementos'

Flamingo se estrenó en 2015.Benjamín Saavedra

Encontrar un vestido de baño a la medida puede llegar a ser una tarea que genera un gran dolor de cabeza a muchas mujeres. Con el propósito de satisfacer esta necesidad, surgió Flamingo en 2015.

La diseñadora de la marca Angélica López compartió sobre sus inicios a raíz de una inquietud propia de buscar vestidos de baño que la hicieran sentir segura, cómoda e identificada con la pieza. “Me demoraba horas y semanas tratando de hallar en el mercado una prenda que me entallara correctamente porque tengo un cuerpo latino, como muchas, en este hermoso país”, dijo.

Un aspecto que resaltó López es que el nombre de la marca va ligado a su personalidad. “Soy espontánea, carismática y me encanta la aventura. El flamenco es un animal sociable, elegante, tiene un color peculiar y una altura que lo diferencia de las demás aves; es así como se fusiona mi pasión por los colores, mi ser interno y mi amor por los exteriores”.

En cuanto al proceso de confección, sostuvo que: “Todo empieza al dialogar con la clienta, se le consulta qué busca a través de la prenda y junto a mi equipo la asesoramos. Cuando tenemos el resultado, se dibuja el patrón del vestido de baño, se recorta y se procede a coser con máquinas caseras, los últimos detalles se hacen a mano; por ejemplo, coser la etiqueta, ya que lo hacemos con punto en cruz, reflejando las patas del flamenco”.

En esa línea, constató que el tiempo que le toma hacer cada prenda es alrededor de tres días. “La pieza está lista para entregarse aproximadamente en seis días hábiles. El tipo de tela que usamos es lycra”.

De igual manera, expuso que cada una de las prendas son personalizadas a la medida y también cuentan con inventario, en tallas estándares (S, M, L y XL). “En algunas ocasiones los clientes acuden a nosotros con pedidos rápidos y tenemos para cubrir esa necesidad. Nuestro enfoque es resaltar la personalidad a través de los vestidos de baño”.

Con respecto a los detalles de la nueva colección, indicó que está inspirada en 'Los cuatro elementos' (agua, tierra, viento y fuego). “Este año ha sido de mucha reflexión para todos nosotros. Cada elemento cuenta con dos diseños, en total esta colección consta de 32 piezas”.

Hasta hoy, la diseñadora ha lanzado al mercado tres colecciones. La primera, llamada 'Flamingo Basic', la segunda 'Panamá Tropical' y la más reciente denominada 'Los cuatro elementos'. “Mis colecciones están inspiradas en las distintas etapas de mi vida”.

'Tips'

López comentó que el tipo de cuerpo es fundamental para la creación de un vestido de baño. “Todo dependerá si se tiene un cuerpo en forma de pera, de triángulo invertido, oval o rectangular. También, otro factor que se debe tomar en cuenta es el color de piel, ya que unos tonos resaltan más que otros. Lo importante es que hay estilos y modelos para cada persona”.

Los detalles de la etiqueta y pedrería son confeccionados a mano.Benjamín Saavedra

Explicó que en esta temporada los estilos que están en tendencia son los vestidos de baño con cortes sexy, elegantes y femeninos. “Regresan los colores de los años 70, los escotes en V ya sea planos o con ruchas están en boga. También, los one shoulder y cuello de tortuga, en una sola pieza o dos piezas; a estos estilos se les pueden agregar detalles como agujetas, tirantes o vuelos que hacen que la pieza se vea más coqueta”.

“El diferenciador de mi producto es que buscamos hacer sentir a la mujer segura con cada prenda. Adicional a esto, son vestidos de baño exclusivos. Las telas son importadas y nacionales. Los precios varían de acuerdo con el diseño del vestido de baño. Van en un rango de entre $35 y $80”, expresó.

Mercado

No es un secreto que la industria de la moda se ha visto afectada por la covid-19. Ante este panorama, la diseñadora registró cómo es la rentabilidad de la comercialización de este producto en Panamá. “Sí es rentable, ya que el panameño cuando tiene un tiempo, lo primero que busca es ir a la playa para el momento de ocio y relajación. A las chicas les encanta cambiar de vestido de baño, estar a la moda y utilizar una pieza nueva en cada ocasión”.

Y aunque actualmente los permisos para ir a las playas están restringidos, López se mantiene bastante optimista con relación al comportamiento del consumidor después del confinamiento. “Soy positiva y sé que el nacional será responsable y aprovechará cada momento con sus seres queridos en áreas abiertas como las playas, las piscinas, un día de campo. Espero seguir creando nuevas piezas de vestidos de baño que acompañen a mis clientes en esos momentos”, concluyó, recordando que a través de la cuenta @flamingopanama es posible conocer su trabajo.