09 de Dic de 2021

Moda

María del Carmen Yearwood: 'Somos el resultado de la lucha por la igualdad que emprendieron otras generaciones'

La representante de Panamá en el Miss Interamericana, que se efectuará del 24 al 31 de octubre en Paraguay, habla del rol de la mujer en la sociedad y de los cambios efectuados en los concursos de belleza. Además, detalla cómo ha sido su preparación para la actividad

María del Carmen Yearwood: 'Somos el resultado de la lucha por la igualdad que emprendieron otras generaciones'
Yearwood está graduada en estética cosmetología integral del cuerpo humano; egresada del Centro Tecnológico Superior.Cedida

María del Carmen Yearwood (San Miguelito, Panamá) es la representante de Panamá en el concurso Miss Interamericana 2021 en su primera edición que se efectuará del 24 al 31 de octubre, en Paraguay.

“Por las circunstancias que vivimos de la pandemia, se me designó por parte de la organización panameña para representar a mi país en este concurso, haciéndolo oficial el 23 de septiembre de este año”, expone.

De acuerdo con Yearwood, el certamen busca resaltar no solo la belleza física, sino también aspectos como la empatía.

En ese sentido, durante su participación deberá presentar un proyecto de impacto social. “Mi proyecto social llamado 'Huellas de amor Panamá' busca formalizarse y está enfocado en el liderazgo femenino, ayuda social y educación en zonas vulnerables”.

María del Carmen Yearwood: 'Somos el resultado de la lucha por la igualdad que emprendieron otras generaciones'
María del Carmen creó un proyecto social junto con sus amigas durante la pandemia.

Un hecho es que los certámenes han evolucionado y el mensaje social y de impacto al público, aparte del aspecto físico, se han posicionado como un pilar. “Estas plataformas permiten expresar ideas a las jóvenes, como en mi caso que soy de clase media trabajadora, mujer negra y joven emprendedora. Encuentro interesante la idea de crear lazos y fomentar el comercio de la región como marca país”.

Expone que a sus 25 años es emprendedora y tiene un consultorio estético llamado Esthetic Yearwood & Spa. “Soy la menor de seis hijos de un amor interracial. El resultado de la crianza de una madre fuerte y trabajadora, que logró sacar adelante a sus hijos luego de quedar viuda relativamente joven”.

Con relación a su proceso de preparación, dice que ha asistido a clases de oratoria, teatro, entrenamiento físico, al igual que le ha dado seguimiento a la parte psicológica con un especialista que la acompaña en esta etapa. “Sin duda alguna esta es mi parte favorita, ya que me ayuda a crecer como mujer profesional, formando aún más mi carácter con disciplina y llevándome a prepararme intelectual y físicamente para lo que viene”.

Para Yearwood las cualidades que debe poseer una reina de belleza son la atracción por buscar retos, ser líder, mantener la disciplina, la constancia, la determinación, la creatividad y la curiosidad por aprender de otras culturas.

María del Carmen Yearwood: 'Somos el resultado de la lucha por la igualdad que emprendieron otras generaciones'
Yearwood ha tomado clases para reforzar su oratoria de cara al concurso.

Transformación desde los certámenes

“Las mujeres en la sociedad somos el resultado de una lucha por la igualdad que emprendieron las generaciones de féminas que nos antecedieron. Somos empresarias, profesionales, guías, somos parte importante de la fuerza laboral de un país, nuestro rol es luchar por más representación, por equidad de salarios, ser mentoras de otras mujeres” MARÍA DEL CARMEN YEARWOOD, REPRESENTANTE DE PANAMÁ EN EL CONCURSO MISS INTERAMERICANA

Por los cambios que actualmente ha tenido la plataforma de concursos, donde se toma en cuenta mucho más que la belleza física, Yearwood decidió ingresar al mundo de los certámenes. “Hoy vemos que desde estas plataformas se fomentan el liderazgo femenino, la ayuda social, la educación, la empatía, la inclusión y promueven la diversidad, razones que me llevaron a ingresar en los certámenes, ya que este estilo va ligado con mi personalidad y mi actitud”.

En esa línea, sobre los cambios que han hecho los concursos tradicionales –como el Miss Universo– en sus prototipos de belleza “tradicionales”, subraya que la belleza es “subjetiva y está en los ojos de quien la ve”.

Para la panameña, una belleza sin inteligencia, habilidades, creatividad, seguridad es “una belleza nula”, por eso califica de “excelente” que los concursos hayan evolucionado en esa línea y cada día estén buscando “una mujer integral”.

María del Carmen Yearwood: 'Somos el resultado de la lucha por la igualdad que emprendieron otras generaciones'
Yearwood tiene 25 años y es emprendedora.Cedida

Asimismo, dialoga sobre las cirugías y los concursos. ¿Es o no un requisito para participar? Opina que la decisión de realizarse una cirugía plástica va más allá de los concursos de belleza.

“Hoy podemos ver que ya no gana la más hermosa, ahora califican otras cualidades que son más importantes que el aspecto físico”.

Perspectiva y aspiraciones

“Las mujeres en la sociedad somos el resultado de una lucha por la igualdad que emprendieron las generaciones de féminas que nos antecedieron. Somos empresarias, profesionales, guías, somos parte importante de la fuerza laboral de un país, nuestro rol es luchar por más representación, por equidad de salarios, ser mentoras de otras mujeres”, afirma, y agrega que una vez que todas sean conscientes “podrán elegir ser esposas y madres o no serlo. Nuestro rol es respetar lo que hemos logrado y seguir rompiendo barreras”.

En cuanto a sus aspiraciones a corto plazo, pretende aplicar lo aprendido en esta etapa para lograr una representación positiva de Panamá. “A mediano plazo me encuentro analizando la opción de estudiar una segunda profesión que complemente mi carrera actual, y a largo plazo quiero ampliar los servicios que ofrezco con el propósito de generar más empleos”.

De igual manera, espera seguir trabajando junto con sus cuatro amigas su proyecto 'Huellas de amor'. “Este movimiento fue creado por nosotras durante la pandemia para aliviar la situación de familias en zonas vulnerables, no obstante, pese a tener poco tiempo ha crecido al incluir la estimulación de la educación y el liderazgo, sobre todo en mujeres”.