Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Planeta

Es momento de reducir los gases

El 2008 no podía finalizar peor. A las dos crisis a escala planetaria que estamos sufriendo (inseguridad energética y cambio climático) ...

El 2008 no podía finalizar peor. A las dos crisis a escala planetaria que estamos sufriendo (inseguridad energética y cambio climático) se le sumó la crisis económica y financiera que comenzó en los países más ricos.

La paradoja de esta situación tan complicada es que nuestra región no es responsable principal de ninguna de ellas y, sin embargo, ha sido arrastrada por sus efectos negativos. Deberá hacer grandes esfuerzos para mitigarlos y prepararse lo mejor posible para "campear el temporal".

Pensando en quiénes toman las grandes decisiones, resulta obvio que el sector político en general y los parlamentos y congresos en particular, juegan un papel fundamental.

En ese sentido, durante los tres días del Foro Globe se puso sobre la mesa que para América Latina y el Caribe la situación actual es crítica, debido a su vulnerabilidad socioambiental.

Mientras tanto la crisis económica avanza como un tsunami cuyo peligro mayor es que nos haga perder de vista la realidad global. Por lo tanto, para que las soluciones resulten efectivas, deben ser integrales.

Las tres crisis se deben atacar a la vez. De lo contrario perderemos tiempo muy valioso, malgastaremos recursos escasos, y profundizaremos el deterioro del nivel de vida de amplios sectores de la sociedad.

Como siempre se dice, las crisis ofrecen oportunidades. En este caso, se debe incorporar los objetivos climáticos y de seguridad energética como parte integral de la recuperación económica, social y ambiental que se busca.

MOMENTO OPORTURNO

Esta crisis ofrece un terreno propicio para reestructurar el modelo económico vigente responsable de la situación.

Todo parece indicar que si no se toma muy en cuenta el valor económico del funcionamiento de los ecosistemas y de los ciclos naturales nuestra prosperidad futura seguirá comprometida.

VALORACION ADECUADA

La valoración debe ser correctamente calculada y no como hasta ahora, donde los reales costos ambientales no aparecen en las auditorías y evaluaciones.

Así como se está pidiendo un compromiso de los países emergentes en materia de reducción de carbono, las naciones industrializadas deberán dar señales claras en materia de cumplimiento de las metas acordadas de reducción de emisiones, de transferencia tecnológica y de financiamiento.