Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Planeta

Uso racional de áreas protegidas

PANAMÁ. A fin de conocer el avance o retroceso real en el manejo y conservación de los ecosistemas con los que trabaja el proyecto Corre...

PANAMÁ. A fin de conocer el avance o retroceso real en el manejo y conservación de los ecosistemas con los que trabaja el proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), recientemente se realizó un taller de actualización de los instrumentos de evaluación del sistema de monitoreo de las áreas protegidas, informó el coordinador técnico del CBMAP II, Epiménides Díaz.

En este encuentro, en el que participaron los jefes y oficiales de enlace nacionales, provinciales y regionales del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de la ANAM de las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí, Herrera, Los Santos, Coclé, Veraguas y las comarcas Ngöbe Buglé y Kuna Yala, se presentaron también los adelantos relacionados al manejo compartido de las áreas protegidas, metodología a través de la cual las comunidades y los gobiernos locales juegan un mayor y mejor papel en la gestión y aprovechamiento de los recursos naturales.

RESULTADOS

Preliminarmente, al cierre del año 2009, de las 37 áreas protegidas incluidas en el Programa de Monitoreo de la Efectividad en el Manejo de Áreas Protegidas (PMEMAP), los parques Natural Metropolitano, Darién, Chagres y por primera vez el Omar Torrijos Herrera, alcanzaron los mejores puntajes, situándose en una condición satisfactoria de manejo. Otras 17 zonas, entre las que destacan los parques Soberanía (Cuenca del Canal) y Coiba, se ubicaron en la segunda mejor categoría; es decir, en condición aceptable. Una docena de áreas protegidas figuran con un manejo regular, en tanto que tres tienen una situación poco aceptable.

Mayelly Cabrera, oficial de PMEMAP, explicó que en promedio la situación del manejo de las áreas protegidas analizadas, según las valoraciones, es aceptable. Los criterios que se evalúan son el político legal —que registró el mayor incremento o avance—, en tanto que el aspecto económico financiero presentó los resultados menos favorables. Los tópicos de carácter administrativo, social y de recursos naturales mantuvieron condiciones similares o registraron mejorías entre leves y medianas.

En el monitoreo del manejo de las áreas protegidas —para el año 2009— participaron 862 personas entre funcionarios de la ANAM, Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) y otras entidades públicas; los gobiernos locales y las sociedad civil representada por los grupos comunitarios, empresas y ONG.

“Con la actualización de los instrumentos o fichas de evaluación, se reubicará la línea base —que data del año 2001— a las condiciones actuales, lo que ayudará a la ANAM y al proyecto CBMAP II a ajustar y mejorar las estrategias y planes de manejo de las áreas protegidas, a fin de cubrir las necesidades de conservación de los ecosistemas y a la vez satisfacer las expectativas de desarrollo de las comunidades rurales, dentro del marco de la sostenibilidad”, detalló el coordinador del CBMAP II.