Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Planeta

Boquete amenazada por sus ríos y quebradas

CHIRIQUÍ. Los ríos y quebradas que se localizan en el distrito de Boquete forman parte de los atractivos que han consolidado esta área d...

CHIRIQUÍ. Los ríos y quebradas que se localizan en el distrito de Boquete forman parte de los atractivos que han consolidado esta área de la provincia de Chiriquí como un importante destino turístico a través de los años. A pesar de ello, tanto en la población como en las autoridades boqueteñas existe preocupación por las fuertes crecidas y desbordamientos que ha venido registrando el río Caldera y otros afluentes en los últimos tres años, dejando a su paso pérdidas millonarias.

Ambientalistas, así como, la propia comunidad, tratan de dar con las causas que pudieran estar ocasionando la repentina crecida de los ríos y quebradas. Catalina Espinosa, docente e investigadora de la Universidad Autónoma de Chiriquí (UNACHI), comenta que tras las inundaciones de noviembre de 2008, realiza una investigación denominada ‘Estrategia para la Amenaza por Inundación del río Caldera’.

Destaca que el estudio aún es incipiente, pero que ya se han hecho algunas observaciones, como que el aporte que recibe este río de afluentes como el río Palo Alto y la quebrada La Zumbona, incrementa su cauce. Aunado a ello, agrega que las malas acciones del hombre aumentan los riesgos de desastres naturales.

UNA BOMBA DE TIEMPO

Por su parte, Rubén Darío Ferrufino, del grupo conservacionista y ambiental San Francisco de Asís de Boquete, tiene su hipótesis. Él dice que desde el 2008 han estado visitando las partes altas del río Caldera y el panorama es preocupante.

Manifiesta que el riesgo es cada vez más alarmante y lo atribuye a la gran cantidad de embalses que existen a lo largo de la cuenca del río Caldera. A su juicio, debería haber un equipo permanente haciendo las tareas de limpiezas de estas cuencas.

‘Allá arriba hay un detonante y en cualquier momento aquí se va a dar un desastre grande’, asegura.

Según el ambientalista, muchos de los árboles que forman estos embalses han caído por los efectos de la propia naturaleza, pero también otra cantidad, no menos importante, han sido talados por ‘la mano del hombre’. ‘Es una furia que tengo con la Autoridad Nacional del Ambiente. ¿Dónde está ANAM?’, se pregunta.

UNA SOLUCIÓN

En tanto, Manolo Ruiz, alcalde de Boquete, opina que el río está buscando su antiguo cauce, ya que sostiene que algunos estudios que se han hecho revelan que el mismo pasaba por zonas donde hoy se han ubicado construcciones residenciales y comerciales. Esta realidad hace que tanto los concejales como el alcalde vean como viable solicitar al gobierno central que se cree una ley de urbanismo especial para este distrito, la cual impida que se siga construyendo cerca de la servidumbre de los ríos y quebradas; además se ha pensado en recuperar terrenos municipales en desuso para construir viviendas de interés social, y así reubicar a las familias cuyas residencias se encuentren ubicadas en lugares adyacentes a los afluentes.