Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Planeta

¿Cómo actúa un mono ante el ojo humano?

PANAMÁ. En la isla de Barro Colorado, un grupo de científicos extranjeros se interesó en evaluar el comportamiento de los monos al estar...

PANAMÁ. En la isla de Barro Colorado, un grupo de científicos extranjeros se interesó en evaluar el comportamiento de los monos al estar rodeados de seres humanos.

La experiencia de los especialistas con los primates está documentada en un estudio que reposa en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI).

Margaret Crofoot, científica del STRI y quien lideró el trabajo de campo, detalló que hubo que seguirle el rastro a siete primates entre cariblancos y capuchinos durante 18 meses en la selva de Barro Colorado, en el centro del Canal.

‘No fue fácil, tomando en cuenta las dificultades que presenta el terreno boscoso de la isla. Para lograrlo, se utilizó un rastreador llamado Sistema Automatizado de Radiotelemetría (ARTS, por sus siglas en inglés)’, dijo la especialista estadounidense.

Esta innovadora herramienta, que según Crofoot, sólo existe en la isla de Barro Colorado, permite ubicar a los animales en cualquier punto donde se encuentren luego de colocarles un collar transmisor en el cuello que envía señales a un pequeño receptor que los científicos portan en sus manos.

Así fue como los expertos que participaron en el trabajo de campo lograron seguir a los primates y ‘saber qué están haciendo, por ejemplo, si estaban activos o inactivos, cómo se comportan’, relató.

El equipo permite, incluso, seguir los movimientos de los animales cuando nadie los mira. El sistema lo integran siete torres fijas de antenas que captan señales y las envían a un computador que procesa los movimientos de los animales. Cuando la científica no los observa, puede saber cómo se desplazan y cómo actúan.

‘Seguimos los rastros de los animales las 24 horas y los siete días de la semana’, aseguró la investigadora del STRI.

RESULTADOS INESPERADOS

Así, cuando la especialista no está en los bosques, puede saber cómo se comportan los animales cuando están solos y establecer comparaciones con su forma de actuar al estar rodeados de seres humanos.

Los resultados fueron inesperados. Crofoot intentaba saber cuál era el impacto que provoca en animales que los humanos realicen investigaciones con ellos. Pero, no halló evidencias de trastornos en los primates al estar frente a la presencia de humanos.

‘Los animales no se movieron más rápido ni se detuvieron menos para descansar, tampoco mostraron más actividad cuando se les seguía, al comparar los datos con los del computador que reflejaba el comportamiento cuando estaban solos’.

En resumen: no hubo cambios en el comportamiento.

LOS HUMANOS NO ASUSTAN A LOS MONOS

La especialista cree que se debe a que los monos en la isla no se asustan con facilidad porque no son blanco de cazadores.

Sin embargo, existe la posibilidad de que los animales tengan reacciones negativas contra los humanos. Sonia Tejada, guía de Barro Colorado, recordó que ‘una vez nos cayeron en pandilla, nos tiraban lo que encontraban a su paso’. De hecho, numerosos estudios han demostrado una conducta negativa de los animales hacia las personas.

El hecho de que un animal no huya o no se comporte agresivamente hacia sus observadores no significa que no se les está alterando en otras formas sutiles, asegura un boletín informativo del organismo de investigación.