Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Planeta

Una quinta parte de los vertebrados está amenazada

JAPÓN. Aproximadamente una quinta parte de los vertebrados del mundo están amenazados con la extinción, según una exhaustiva revisión, l...

JAPÓN. Aproximadamente una quinta parte de los vertebrados del mundo están amenazados con la extinción, según una exhaustiva revisión, lo que subraya los aprietos que encara la naturaleza, un tema que centra las negociaciones medioambientales globales que se están desarrollando en Japón.

El estudio de más de 170 científicos de todo el globo empleó datos de más de 25 mil especies que figuran en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especies amenazadas y examinó la situación de los mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces del planeta.

Los autores hallaron que un promedio de 50 especies de mamíferos, pájaros y anfibios se acercan más a la extinción cada año por la expansión de granjas y plantaciones, talas y caza excesiva. Otro factor fue la competencia de otras especies, particularmente las introducidas desde otras áreas.

Sin embargo, el estudio, publicado en la revista Science también halló que los esfuerzos de conservación habían recortado la cifra general de pérdidas.

Subrayó que 64 especies de mamíferos, pájaros y anfibios mejoraron su estatus, incluidas tres especies que estaban extinguidas en estado salvaje y han sido reintroducidas: el cóndor de California, la comadreja de patas negras en Estados Unidos y el caballo de Przewalski en Mongolia.

Delegados de casi 200 países están llevando a cabo negociaciones durante dos semanas en la ciudad japonesa de Nagoya para establecer nuevos objetivos 2020 para proteger especies de animales y plantas, redactar un protocolo para compartir recursos genéticos entre países y compañías y asignar más fondos para proteger la naturaleza.

Las Naciones Unidas dicen que Nagoya necesita acordar medidas más estrictas para salvar bosques, arrecifes, ríos y humedales que apuntalan formas de vida y economías. Preservar la riqueza de especies es vital para los ecosistemas y los servicios que proporcionan, como agua potable, pesca y polinización de cultivos.

‘Es una prueba clara de por qué debemos salir de Nagoya con un plan estratégico de acción para dirigir nuestros esfuerzos de la biodiversidad en la próxima década’, dijo Julia Marton-Lefevre, directora general de la UICN, que agrupa a gobiernos, científicos y grupos ecologistas.

El estudio halló que el sudeste de Asia sufrió las pérdidas más dramáticas por la rápida expansión de plantaciones para aceite de palma, cultivos de arroz y tala.

Un estudio diferente publicado por la revista Science señaló que la diversidad biológica del mundo continuaría disminuyendo este siglo.