Temas Especiales

25 de May de 2020

Planeta

Despejar bosques en el trópico daña más al medio ambiente

PANAMÁ. Durante años, la agricultura ha sido el gran sustento del hombre, como medio para alimentarse o para ganar dinero.

PANAMÁ. Durante años, la agricultura ha sido el gran sustento del hombre, como medio para alimentarse o para ganar dinero.

Pero con el paso del tiempo, el espacio para el cultivo ha ido disminuyendo, hasta el punto en que se necesita despejar bosques de todas partes del mundo para tener un lugar donde poder plantar.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, reveló que esta práctica libera, inevitablemente, una gran cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera, que es uno de los gases con efecto invernadero, y que al realizarlo en las zonas tropicales es más perjudicial para el medio ambiente que hacerlo en lugares templados.

NADA POSITIVO

En las zonas tropicales, donde se encuentran densas selvas, verdes bosques y distintos ecosistemas, limpiar el terreno no tiene ningún punto positivo. Todo lo contrario, por la obvia razón de la cantidad de vegetación de la misma.

Esta afirmación de los investigadores es porque es donde se libera más dióxido de carbono a la atmósfera; segundo, y porque el rendimiento de los cultivos por hectárea es menor.

‘En comparación con las regiones templadas, los trópicos liberan cerca del doble de carbono por cada unidad de tierra despejada y su cultivo rinde menos de la mitad’, aseguró en su investigación Paul West, el principal autor del estudio.

Para West, para continuar con la demanda alimenticia pero sin dañar el medio ambiente, es importante ‘inve rtir más recursos en aumentar la producción en las tierras agrícolas ya existentes que en expandir la producción hacia otras tierras’.

LA IRONÍA COSECHADA

Tal como revela la investigación, despejar bosques en las zonas tropicales es peor que hacerlo en las zonas templadas, pero, irónicamente, donde más sucede esto es justamente en los trópicos.

Según los investigadores, casi un 80% de los nuevos campos donde se cultiva en la zona, anteriormente era densos bosques.

En lo que respecta a lo que se cosecha en la zona tropical, las cifras solas dejan en evidencia que esta práctica no es para nada favorable en dicho lugar, no sólo por las características del suelo o las condiciones ambientales.

Actualmente, el 20% de la tierra en las regiones templadas está dedicada a la agricultura, mientras que en los trópicos este porcentaje es del 11%.