17 de Ago de 2022

Planeta

¿Qué hacer con las llantas?

PANAMÁ. De acuerdo con los expertos, en todo el país circulan 526 mil 608 automóviles. Esos mismos conocedores lo califican como ‘un par...

PANAMÁ. De acuerdo con los expertos, en todo el país circulan 526 mil 608 automóviles. Esos mismos conocedores lo califican como ‘un parque vehicular grande’. Unos 13 automóviles por cada 100 mil habitantes. Además, calculan que ese número crecería en promedio 40 mil carros por año hasta el 2013. En cuanto a carros se refiere, nuestras cifras son superlativas.

LOS NEUMÁTICOS

Ahora bien, si pensamos en las llantas, la cosa aumenta exponencialmente. La razón es sencilla, hay que multiplicarlo todo por cuatro y además tomar en cuenta que un automóvil debe cambiar sus ruedas anualmente; es decir, en 10 años de vida útil utilizaría 40 llantas.

En términos concretos, estamos hablando que en el país hay 2 millones 106 mil 432 ruedas de automóviles recorriendo las carreteras.

Si solo la mitad de ellas se renuevan este año, tendremos 1 millón 53 mil 216 que pasarán a categoría de desecho.

Pero pensemos que solo uno de cada 10 propietarios de vehículos desechara sus neumáticos anualmente. Estaríamos hablando de 210 mil 640 ruedas directo al basurero. Una fuente interminable de desechos, que crece a un ritmo de 160 mil unidades por año y además implican un complicado proceso para desecharlas.

‘ALGO TENEMOS QUE HACER’

Inmerso en esta realidad, Jorge Matsufuji y un grupo de colaboradores de la Fundación Shimatsu (Pino Nuevo), emprendieron una nueva campaña. Utilizar parte de ese monstruoso monte de desechos en algo que ayude a la preservación de la naturaleza.

Fue así como decidió popularizar una idea que hace varios años ya aplicaban en los planes de Shimatsu y los clubes escolares de Guardianes de la Tierra.

Se trata de transformar los neumáticos en semilleros. ‘Es simple, se corta la llanta por un lado y luego se llena de tierra. Una llanta tiene mucha más capacidad que un macetero común’, explica Matsufuji.

Después se le hacen diseños y se decora. Con la capacidad del neumático se logra que sirva para mantener plantones de guayacán o jacaranda, hasta que estos puedan plantarse en tierra.

‘También en la casa se pueden usar para sembrar tomates , ajíes y otros cultivos, que ayuden a poner algo en la mesa’ . Con esta nueva idea, Matsufuji recorre desde hace unos meses escuelas y comunidades en Azuero y parte de Veraguas. ‘Desechar las llantas es un problema, se convierten en criaderos del mosquito... ¡algo tenemos que hacer...!