26 de Sep de 2022

Planeta

Cuando se logran alinear los planetas

PANAMÁ. Desde ayer hasta el próximo 27 de marzo, Venus y Júpiter son protagonistas de un nuevo espectáculo celeste. Y lo mejor es que, s...

PANAMÁ. Desde ayer hasta el próximo 27 de marzo, Venus y Júpiter son protagonistas de un nuevo espectáculo celeste. Y lo mejor es que, si el clima lo permite, usted puede ser testigo de este evento sin necesidad de tener un telescopio en casa ni de subir a las montañas ni de que escapar de la contaminación lumínica de la ciudad. A simple vista podrá observarlo.

Ambos planetas serán las estrellas más brillantes del firmamento después de la Luna. El fenómeno astronómico es conocido como conjunción planetaria y permitirá visualizar hacia el oeste al planeta Venus muy cerca de Júpiter desde las seis y media de la tarde hasta las nueve y media de la noche, explicó Rodney Delgado, astrofísico y director del Observatorio Astronómico de la Universidad Tecnológica de Panamá. Obvio que este acercamiento sólo será desde nuestra perspectiva, aclaró el especialista.

UNO MÁS BRILLANTE

Venus se verá mucho más brillante y Júpiter mucho más tenue pese a que es mucho más grande. Esto se debe a que está mucho más lejos de la Tierra y del Sol. Ayer y hoy son los mejores días para apreciar este evento astronómico que se produce cuando los planetas en su movimiento de rotación alrededor del Sol llegan a formar una línea paralela al horizonte.

La alineación de los planetas no volverá a apreciarse como ahora hasta junio del año 2015. Y es que, aunque se registra cada trece meses, se dará sólo durante las horas del día, lo que lo hace poco visible a los ojos humanos.

EL PLANETA ROJO

Pero Venus y Júpiter no serán los únicos que podrán ser vistos durante estos días. Si mira al Este, también podrá divisar en el cielo al planeta rojo: Marte. ‘La diferencia entre los planetas y las estrellas es que las segundas titilan, mientras que los planetas son puntos fijos en el firmamento’, explicó al portal digital del Mundo.es el astrónomo Rafael Bachiller.