05 de Oct de 2022

Planeta

La marea negra también manchó los corales marinos

MÉXICO. La marea negra que siguió a la explosión en abril de 2010 de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México manchó tambié...

MÉXICO. La marea negra que siguió a la explosión en abril de 2010 de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México manchó también hasta 11 kilómetros de formaciones de coral, según un estudio científico publicado este lunes.

Los corales que se encuentran en el fondo del mar, a una profundidad de 1,200 metros, no se ven generalmente afectados por las mareas negras que siguen al naufragio de un petrolero, por ejemplo, afirma la autora del estudio, Helen White, del Haverford College de Pensilvania (este de Estados Unidos).

‘Habitualmente el coral que se encuentra en aguas profundas no se ve dañado por las mareas negras ‘clásicas’, pero la importancia de la fuga tras la explosión de Deepwater Horizon, y el hecho de que el crudo se fugara desde la profundidad, hicieron de ésta una marea negra diferente’, señala.

VEHÍCULO SUMERGIBLE

Gracias al uso de vehículos sumergibles y una técnica conocida como cromatografía de gases de dos dimensiones, los científicos pudieron comparar los restos de hidrocarburos con el petróleo que salía de los pozos submarinos dañados y encontraron restos de la marea negra en el coral en una extensión de hasta 11 kilómetros.

El estudio encontró que el coral del lecho marino cerca del pozo estaba cubierto con una especie de materia marrón y parecía dar muestras de encontrarse dañado. En cambio, no se encontraron trazos de la marea negra a unos 20 kilómetros de distancia.

El daño sufrido por los corales por el efecto del petróleo es demoledor.

EL DAÑO

Los ecosistemas marinos tienen signos de estrés, pérdida de tejidos, exceso de producción de mucosa, ofiuros —estrellas de mar— blanquecinos adheridos y, además, una cobertura de un color marrón.

Para observar los efectos que había causado el petróleo en los ambientes fue necesario seis inmersiones de los vehículos submarinos ‘Alvin’ y ‘Sentry’.

Durante las inmersiones se logró recoger sedimentos y corales que luego fueron evaluados por los científicos.

El estudio fue publicado en las Actas de la Academia Nacional de las Ciencias. Tras este trabajo se logró determinar que el impacto de los derrames de petróleo que ocurren en los fondos marinos son más grandes que los que se registran en aguas superficiales. ‘Ya se conocía el impacto del petróleo en las aguas superficiales, la costa y la vida marina, pero ésta era la primera vez que se exploraba el fondo marino para examinar los efectos sobre los ecosistemas de aguas profundas’, afirma White

La explosión de la plataforma Deepwater Horizon el 20 de abril de 2010 frente a la costa de Luisiana, causó once muertos y el vertido de cientos de millones de litros del crudo en el golfo de México hasta el momento de la clausura del pozo, cuatro meses más tarde. Es considerado el peor desastre ecológico registrado en los Estados Unidos.

Tras casi dos años de haberse registrado este accidente se conoce este estudio que es la primera prueba de los daños irreversibles en la flora y fauna marina luego de un derrame de crudo.