Temas Especiales

17 de May de 2022

Planeta

Tortugas carey, icono de fidelidad

PANAMÁ. En el reino animal, la fidelidad es un patrón de conducta de las tortugas marinas carey. Esto se desprende de un estudio en las ...

PANAMÁ. En el reino animal, la fidelidad es un patrón de conducta de las tortugas marinas carey. Esto se desprende de un estudio en las islas Seychelles que fue publicado en la revista Molecular Ecology. La investigación reveló que el reptil practica la monogamía.

Cada hembra prefiere un sólo macho. Y rara vez se vuelve a aparear en una misma temporada. Lo mejor es que guarda el esperma durante largos periodos de tiempo para fertilizar los huevos en el momento en que los pone, según ABC.es

El estudio, que fue hecho por investigadores de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, reveló que usan el esperma para varias nidadas. A pesar de esto, las hembras tienen la capacidad de almacenar el esperma de otros machos, lo que abre la posibilidad a que en las nidadas haya crías de varios machos.

Para salir de las dudas sobre la fidelidad de las carey se les aplicó pruebas de ADN a las crías. Los resultados indicaron que la mayoría de las crías habían sido engendradas por un sólo macho. Hay algo más: ningún macho se cruzó con una hembra durante 75 días. Esto indica que los reptiles almacenaron el esperma durante ese de tiempo para los huevos.

Los investigadores, además, llegaron a la conclusión que el comportamiento sexual de las tortugas de mantener una sola pareja no es por falta de machos. Los reptiles prefieren la monogamía, ‘es improbable que haya pocos machos dando vueltas en alta mar’, dijo David Richardson, miembro del equipo de investigación, a la BBC Mundo.com.

El comportamiento no es normal en la vida animal. Por esa razón la conducta sexual de las tortugas sorprendió a los científicos. ‘ Se puede observar en ciertas especies de animales, incluyendo reptiles, aves y, ahora, las tortugas marinas’, expresó el especialista.

La tortuga carey es una especie en peligro de extinción. Por ello es tan importante el número de macho que contribuye a la extensión de la especie por la variabilidad genética que se produce. ‘La variabilidad genética ayuda a que las tortugas sean más resistentes ante nuevas amenazas o adversidades que se presenten’, señaló Richardson.