Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Planeta

Parque Yasuní en riesgo por falla de plan ambiental

ECUADOR. La mayor iniciativa ambiental de Ecuador, que consiste en mantener grandes reservas de petróleo bajo tierra en la Amazonia a ca...

ECUADOR. La mayor iniciativa ambiental de Ecuador, que consiste en mantener grandes reservas de petróleo bajo tierra en la Amazonia a cambio de un aporte económico internacional, no logró los resultados económicos esperados, dijo la vicepresidencia. En un comunicado, el organismo señaló que ‘los resultados económicos no fueron los esperados por el Estado ecuatoriano’.

El comunicado se produjo tras una reunión de evaluación a la que acudieron el vicepresidente, Jorge Glas; la secretaria de Estado de la iniciativa, Ivonne Baki; ministros relacionados con el tema y otros funcionarios del gobierno.

El lunes pasado el presidente Rafael Correa había mencionado que esta semana se tomaría una decisión definitiva sobre ese proyecto ambiental.

Las reservas de crudo en cuestión están en la zona denominada Ishpingo, Tambococha, Tiputini, ubicada bajo el parque nacional Yasuní, que en 1989 fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como reserva mundial de biosfera, en atención a su gigantesca diversidad animal y vegetal.

POSTURA INDÍGENA

El presidente de la mayor organización indígena andina, Carlos Pérez, dijo en rueda de prensa que ‘la propuesta es que se llame a consulta popular, si los ecuatorianos deciden la explotación del área del Yasuní. En el caso contrario eso quedará como una zona intangible, como herencia para nu estros hijos’.

Manifestó que si se explota petróleo en la reserva Yasuní-ITT ‘al gobierno se le caerá su careta de ambientalista y deberá cambiar su color verde’.

Añadió que el movimiento indígena tiene previsto iniciar acciones legales y movilizaciones de protesta desde fin de mes si se aprueba la explotación de crudo en esa zona.

En tanto, el canciller Ricardo Patiño, en declaraciones a periodistas, dijo que por mucho tiempo Ecuador ha insistido para lograr el apoyo de la comunidad internacional ‘pero hasta ahora hemos encontrado muy poco eco en ese sentido’.

Baki ha señalado que esta iniciativa tiene ofrecimientos que en seis años suman un 10% de los $3,600 millones requeridos por Ecuador para dejar bajo tierra unos 846 millones de barriles de crudo, un 20% de las reservas nacionales.

El proyecto empezó en 2007 impulsado por el presidente Correa, cuyo gobierno ha dicho que tal propuesta innovadora cambió el modo en el que el mundo mira a Ecuador y que contó con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.