Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Planeta

Proyectos de ley podrían poner en peligro humedales

En el próximo período de sesiones extraordinarias de la Asamblea, se discutirán dos proyectos de ley relacionados al medioambiente

Proyectos de ley podrían poner en peligro humedales
Morito común es una especie de ibis oscuro, que frecuenta los humedales costeros

A propósito de la convocatoria de sesiones extraordinarias de la Asamblea Nacional para discutir temas puntuales como reservas protegidas, ambientalistas se han declarado en contra de la posible reducción de áreas protegidas, ya que aseguran existen intereses ocultos detrás de esto. Mientras tanto, la Autoridad de Ambiente ANAM, defiende la medida.

En las sesiones extraordinarias, que tendrán lugar del 21 de mayo al 30 de junio y donde se discutirán 22 proyectos de ley, se tratarán la creación del área protegida de Juan Hombrón y la modificación de la superficie de los humedales de la Bahía de Panamá.

Según explica el abogado ambientalista y ex director legal de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Harley Mitchell, ambos proyectos podrían obedecer a intereses particulares, lo cual es explicable en el hecho de que los ambientalistas, los afectados y la comunidad, no han sido consultados en estos temas. El abogado resalta que esta situación va en contra del principio número diez de transparencia en Gestión Pública Ambiental, que se dio en la Declaración de Río de Janeiro sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1992.

Mitchell explica que quizás la creación del área protegida de Juan Hombrón puede ser algo positivo, pero lamenta que la iniciativa no sea con fines ecologistas.’ Aquí se está colocando sólo un área protegida, pero sin conocer sus límites, ni sus condiciones permitidas, ni prohibiciones’, explica.

‘Existen intereses bien conocidos en los medios, y al parecer se quiere castigar a las familias involucradas en la disputa por su apoyo a Juan Carlos Varela’, añade.

HUMEDALES, LA MANZANA DE LA DISCORDIA

El abogado ambientalista señala que lo más preocupante es el tema de la modificación de los humedales de la bahía de Panamá. Señala que la Ley Nacional del Ambiente en su artículo 95 obliga a la ANAM a darle prioridad a los humedales y a las aves, por lo cual califica de ‘Reprobable el hecho que la Autoridad contribuya con su silencio y su complicidad a que se dé el recorte’. ‘La secuencia del recorte beneficia a los intereses privados que construyen de manera ilegal en el sitio, bajo la mirada permisiva de la ANAM’, subraya.

ANAM DEFIENDE SU POSICIÓN

Por su parte, el director de la ANAM, Silvano Vergara, defiende la postura de la institución y acepta haber solicitado la dismunución de los humedales ante la convención Ramsar, a petición del Ministerio de Vivienda y Or denamiento Terriitorial (MIVIOT), desde 2012, ya que se estaba planificando un reordenamiento vial.

Vergara es consciente de que toda acción va a tener un impacto sobre el ecosistema, sin embargo, explica que en el plan que se presentó a la Convención Ramsar, se establece una compensación adicional del 54% de la que ésta exige.

El director de la ANAM aclara que al no recibir respuesta de la Ramsar, el Ejecutivo decidió hacer la modificación por ley. Manifiesta que la institución no puede decirle al Órgano qué debe hacer. Vergara desconoce si el proyecto de ley que se presentará en la Asamblea es el mismo que se presentó ante Ramsar y si incluye la compensación.

La zona de humedales a recortar, solicitada ante la convención es de unas 780 hectáreas, aproximadamente, el 0.89% del total de la zona, que es de 85 mil hectáreas.

Otra experta en el medio ambiente, como Rosabel Miró, de Audubón Panamá, ha expresado su desacuerdo ante las sesiones extraordinarias, ya que considera que ‘se quiere meter un gol, debido a la premura’.

Miró advirtió que con la reducción del área protegida en el humedal de la Bahía de Panamá se pone en jaque a las aves migratorias y a las comunidades aledañas.

El humedal Bahía de Panamá es un sitio Ramsar desde 2003 y área protegida desde 2009. En él se han registrado 295 especies de plantas. Es un área de alta prioridad para la conservación de aves playeras migratorias.