Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Planeta

Viñas chilenas abogan por conservación

El ecosistema mediterráneo chileno, situado en los valles centrales del país, es uno de los más productivos.

Viñas chilenas abogan por conservación
Algunas viñas ofrecen excursiones a los visitantes, para que conozcan la fauna y flora propias.

El ecosistema mediterráneo chileno, situado en los valles centrales del país, es uno de los más productivos, pero también de los más desprotegidos, una situación que aspira a cambiar el programa Vino, Cambio Climático y Diversidad.

Se trata de un proyecto desarrollado por el Instituto de Ecología y Biodiversidad y la Universidad Austral de Chile y que cuenta ya con 16 viñas que promueven la conservación y la valoración de la biodiversidad nativa.

La directora del proyecto, Olga Barbosa, se muestra ‘satisfecha por la buena adaptación de la industria vinícola al programa’. ‘Un vino siempre está asociado a un terreno; ahora hemos ampliado esa mirada al territorio cercano a la viña cuya conservación es vital para la biodiversidad y también para la calidad del producto’, explica Barbosa a Efe .

La zona centro sur de Chile es reconocida internacionalmente por su alto valor biológico y la cantidad de especies endémicas con las que cuenta. Sin embargo tan solo un uno por ciento se encuentra bajo el sistema de protección. ‘Por eso, la ayuda de las viñas es fundamental’, subraya Barbosa.

Entre las medidas que ofrece el programa se encuentra la información práctica a los empresarios sobre corredores biológicos, áreas de recuperación del ecosistema cuyo objetivo es incrementar la biodiversidad.

‘En primer lugar se trata de que los propios trabajadores de la viña conozcan el ecosistema que tienen alrededor, para que después puedan trasmitirlo a los turistas y aprovecharlo para la mejora de la producción’, comenta la directora del programa Vino, Cambio Climático y Biodiversidad. En este sentido, algunas viñas ofrecen ya a los visitantes excursiones alrededor de los viñedos para conocer mejor la fauna y flora propia del lugar.

En el programa Vino, Cambio Climático y Biodiversidad participan actualmente las viñas Emiliana, Cono Sur, Polkura, Viu Manent, Gillmore, San Pedro Tarapacá, Veramonte, Apaltagua, Morandé, Montes, Concha y Toro, Errazuriz, Caliterra, Seña, Arboleda y Garcés Silva. Un proyecto que acerca a la industria del vino la posibilidad de trabajar de una forma más verde, con los beneficios que ello conlleva para la uva y la conservación del medio ambiente.