Temas Especiales

07 de May de 2021

Planeta

Grupos ecologistas se oponen a la caza de lobos en España

Una medida que mantiene en alerta a los grupos ecologistas

Grupos ecologistas se oponen a la caza de lobos en España
Se estima que en la península ibérica hay por lo menos unos dos mil ejemplares de lobos.

Luego de que el gobierno español protegió a los lobos desde hace tres décadas, ahora quiere reducir su población con la modificación de una norma que los protege de la extinción. Una medida que mantiene en alerta a los grupos ecologistas, recolectando firmas en contra a nivel internacional.

Según informan los medios internacionales, la intención de las autoridades madrileñas es fomentar la caza del animal silvestre de manera legal, con el objetivo de desaparecer al menos 10% de su población, mediante la modificación de la Directiva Hábitat, para dismuinir los ataques a los rebaños.

Juan López de Uralde, representante del partido Equo, del grupo de los verdes, dijo que a BBC Mundo ‘esta decisión supone un giro de 180 grados en lo que ha sido la política de conservación de la especie’.

Por su parte, José Ángel Arranz, director general del Medio Natural de Castilla y León, explicó que con esta decisión lo que se busca es hacer solo ‘un ajuste del estatus legal del lobo en la Directiva Hábitat’.

En tanto que Luis Miguel Domínguez, vocero de la organización conservacionista Lobo Marley, señaló que ‘perder la batalla del lobo es perder la defensa de la biodiversidad’, puesto que ‘el lobo es un símbolo de la ruta que debe seguir un país sensible con su patrimonio natural’, afirma Domínguez.

López advirtió que al priorizar la caza sobre la naturaleza ‘se está poniendo en peligro la riqueza ambiental y cultural del país’.

La norma establece que al norte del río Duero el lobo es una especie cinegética, es decir, se puede cazar; mientras que al sur es especie protegida. Sin embargo, en la práctica ahora lo que se plantea es eliminar la frontera del río para la caza. ‘No queremos que la población del sur pase a ser cinegética, pero es difícil e inexplicable que una especie (que está) en expansión al norte cruce al sur y pase a ser protegida’, lamenta Arranz.

La organización Lobo Marley emprendió una campaña internacional de recolección de firmas y en apenas 15 días unas 112 mil personas le han mostrado su apoyo y aspira llegar a un millón. La idea es llevarlas a Bruselas para contrarrestar la propuesta que Madrid presenta en conjunto con París.