Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Planeta

Pesca artesanal y acuicultura para mejorar la seguridad alimentaria

Organismos internacionales y autoridades panameñas analizan estrategias para promover las actividades en la región

Pesca artesanal y acuicultura para mejorar la seguridad alimentaria
Las autoridades panameñas ofrecerán capacitaciones para impulsar la pesca artesanal y acuícola en el país

Un grupo de expertos internacionales y nacionales de Mesoamérica se encuentran reunidos esta semana en Panamá analizando estrategias que permitan promover la pesca artesanal y la acuicultura sostenible en la región, como una alternativa para mejorar la nutrición en los próximos años.

La reunión, que se celebra en Panamá del 19 al 21 de mayo, busca mejorar la confianza del consumidor en los productos de la pesca artesanal y la acuicultura de pequeña escala, con el propósito de promover el consumo de los productos.

El encuentro Mesoamericano de Pesca es organizado por el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y la Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el apoyo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

Entre los invitados está Ignacio Rivera, coordinador subregional de la (FAO) para Mesoamérica y Panamá; Lauriano Figueroa Quiñónez, director regional de OIRSA; Esteban Girón, viceministro de Desarrollo Agropecuario, e Iván E. Flores, administrador de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), por mencionar algunos.

Figueroa informó que el encuentro tiene como objetivos principales aumentar el interés de la población por la pesca artesanal y acuícola, contribuir a disminuir los problemas alimentarios y la desnutrición y generar más fuentes de empleo e ingresos económicos en la región. Sin embargo, se requiere de más tecnología.

‘La pesca artesanal y la acuicultura a pequeña escala pueden convertirse en una de las respuestas más efectivas al problema de hambre que aún aqueja a más de 7 millones de personas en Centroamérica y República Dominicana', indica un informe de la FAO.

En cuanto a la situación en Panamá, Rivera dijo que se ha detectado que los problemas de inseguridad alimentaria en este país se encuentran, principalmente, en las regiones rurales y comarcas indígenas.

‘Se calcula que en la población (rurales y comarcas indígenas) exista una pobreza aproximada de 60% y que los niveles de desnutrición en menores de 5 años bordean el 19%', según datos de la FAO. Sin embargo, según la FAO, a nivel nacional el país ha mejorado considerablemente los niveles de inseguridad alimentaria en los últimos 20 años, descendiendo de 26.4% (1990-1992) a 10.6% en los últimos tres años (2011-2014).

Girón adelantó que para mejorar el consumo y la calidad de los recursos pesqueros acuícolas en estas regiones se establecerán circuitos o mercados en distintos puntos del país donde los pescadores podrán llevar sus productos capturados.

Flores agregó que también se brindará capacitación y se facilitará equipo de conservación (talleres) (congeladores) a los pescadores artesanales, para que de esta manera puedan ofrecen un producto de calidad a los consumidores locales.

Rivera lamentó que aunque que Centroamérica es un país rico en recursos pesqueros, tanto de agua salada como de agua dulce, estos no sean del todo aprovechados, puesto que hay estudios que indican que existe un mayor consumo de productos derivados del mar que de ríos.

Una reciente investigación de la FAO reveló que durante el 2000 y 2010 el volumen de producción media anual de pesca en países como El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá ha sido de 422,210 toneladas métricas, lo que en términos monetarios se traduce en $2 millones por año o 24.5% del PIB procedente de la producción primaria.

John Jorgensen, oficial de Pesca y Acuicultura para Mesoamérica de FAO, señaló que Panamá es uno de los productores de pescado más importantes entre los países de la subregión, con un consumo anual aproximado de 23 kg por persona, que es mayor que el promedio mundial, lo que representa una oportunidad de crecimiento para el sector pesquero y acuícola en el país.

ACUICULTURA, UNA FUENTE DE SUBSISTENCIA

‘La pesca y la acuicultura en Panamá representan el mayor aporte (74.4%) al sector primario (agricultura, ganadería, silvicutura y pesca), generando más de 35 mil empleos, y se plantea como una alternativa importante para garantizar la seguridad alimentaria', de acuerdo con el estudio Contribución de la Pesca y la Acuicultura a la Seguridad Alimentaria y el Ingreso Familiar en Centroamérica de la FAO.

Filiberto Frago, representante de OIRSA, reconoce que la ‘pesca representa una contribución económica importante a los países de Mesoamérica, sin embargo el actual reto es cómo lograr que la pesca artesanal y la acuicultura contribuya a mejorar la seguridad alimentaria de los sectores más vulnerables de nuestros países'.

Rivera recordó que ‘existen volúmenes significativos de la pesca y acuicultura a pequeña escala que difícilmente entran en el mercado de exportación y que podrían un mayor aprovechamiento para el consumo local'.

La Fundación MarViva también promueve el uso responsable de los recursos pesqueros con un semáforo de consumo, que indica qué especies se pueden consumir para conservar las que están en riesgo por la sobrepesca.

==========

LA ACTIVIDAD EN PANAMÁ

Estadística de pesca y consumo en Panamá.

La actividad pesquera y acuícola representa para Panamá el mayor aporte (74.4%) al sector primario.

Anualmente cada panameño consume unos 23 kg de pescado, según datos de la FAO.