La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Planeta

Piden fiscalización para que se respete la veda de la langosta

Pescadores exigen que se cumpla la restricción, ya que sus comunidades dependen del recurso

Un grupo de pescadores del distrito de Kusapín, en la comarca Ngäbe Buglé, y organizaciones protectoras de los recursos marinos promueven el cumplimiento de la veda de la langosta espinosa ( Panulirus argus ).

La veda, que se inició el 1 de marzo y se extiende hasta el 30 de junio, motivó una reunión, en días pasados, entre el cacique Alfredo Howard y representantes de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), ya que, siendo un grupo activo y que depende de la venta del recurso, le exigen a comunidades en igual condición que se respete el periodo de reproducción del crustáceo para garantizar su producción y oferta.

‘Queremos estar al margen con respecto a la veda de la langosta, pues con la venta de este producto le damos de comer a nuestras familias', señaló Howard en la cita con los directivos de la ARAP.

La prohibición de la captura del crustáceo aplica para las costas del Caribe de Panamá, Belice, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala y República Dominicana, informó la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (Ospesca).

La pesca de langosta en Panamá se realiza por buceo libre o buceo en apnea (sin respiración).

La vigilancia y fiscalización del cumplimiento de la medida se mantiene en el archipiélago de Bocas del Toro, isla Escudo de Veraguas, las aguas marinas de la comarca Guna Yala y Colón.

El Decreto Ejecutivo 15 de 20 de marzo de 1981 prohíbe la pesca de las especies de langosta barbonas del Pacífico y del Atlántico ( Panuiirus gracilis y Panuiirus argus ) con talla de cefalotórax menor de seis centímetros; la pesca de hembras con huevas; la pesca de langosta mediante el uso de red con tres paños, objetos punzantes, tanques de buceo.

OTRAS LIMITACIONES

La ARAP evalúa establecer limitaciones para otro tipo de recursos del mar.

La iniciativa está motivada en la descontrolada práctica de muchos pescadores artesanales y comerciales en las aguas territoriales y fronterizas desde hace más de cinco décadas.

La ARAP y el Centro de Desarrollo y Pesca Saludable (Cedepesca) se encuentran recopilando datos que permitan la creación de una guía de identificación de los pequeños pelágicos para establecer nuevos períodos de veda para esas especies, así como de anchovetas, arenques y horquetas.

Los nuevos periodos de vedas se definirán con datos como el estado reproductivo de las especies, estudios e información estadística y sondeos que realizan los técnicos que acompañan las embarcaciones, según dijo Iván Flores, administrador de la ARAP, recientemente en una entrevista.

==========

CUIDAR LA OFERTA

Promoción de un consumo responsable

Además de la veda regional simultánea de la langosta espinosa ( Panulirus argus ) en el Pacífico panameño, del 1 de diciembre al 15 de abril de cada año se prohíbe la captura de la langosta barbona ( Panuiirus gracilis ), la cual se encuentra en la zona especial de manejo marino costero del archipiélago de Las Perlas.

Una de las organizaciones no gubernamentales que protege esta especie es la Fundación MarViva Panamá, que impulsa los criterios de conservación de recursos en temas como la veda en la promoción de un consumo responsable, donde se busca que el consumidor esté informado sobre estos temas y procure no utilizar estos recursos en dichos periodos, pues así la oferta tiene un mayor control.

La organización actúa además en el Gran Golfo de Chiriquí, también en el Pacífico panameño, en donde da referencia del impulso de cadenas de valor que en alianza con el sector privado (hoteles, supermercados y distribuidores) incentivan el cumplimiento de criterios de pesca responsable y en la cadena de comercialización.

==========

IMPORTANCIA DEL SECTOR

El sector pesquero representa el 4.4% de las actividades marítimas.

  • En el Pacífico panameño existe solo una especie de este crustáceo, que es la langosta barbona (Panulirus gracilis), mientras que en el Caribe hay de tres especies: la langosta Espinosa (Panulirus argus), Prince (Panulirus guttatus) y la Pinki.n.
  • El sector pesquero aporta a la economía $427.5 millones.