Temas Especiales

29 de May de 2020

Planeta

Collembola, termómetro de la salud de los suelos

Estos diminutos organismos no solo sirven para diagnosticar la degradación de los suelos

Collembola, termómetro de la salud de los suelos
Los colémbolos o Collembola pueden ser encontrados en suelos húmedos.

A pesar de su diminuto tamaño, los colémbolos (o Collembola), son un indicador de la calidad y salud de los suelos, en diversos ecosistemas, aseguró a La Estrella de Panamá el catedrático universitario e investigador, Jorge Gutiérrez.

‘Estos organismos pueden ser utilizados no solo para diagnosticar la degradación de los suelos, sino también para evaluar el impacto de las actividades agrícolas, evidenciando los cambios en la estructura de los suelos destinados a la agricultura', expresó Gutiérrez.

‘Los colémbolos evidencian los cambios en la estructura de los suelos destinados a la agricultura',

JORGE GUTIÉRREZ

CATEDRÁTICO UNIVERSITARIO E INVESTIGADOR

Según el científico, los colémbolos son un grupo de organismos dentro del Phylum Artrópoda , asociados al suelo, que están presentes en casi todos los ecosistemas terrestres y con amplia distribución en ellos. ‘Pueden ser encontrados en ecosistemas edáficos con cierta humedad, como en suelos húmedos cubiertos de maleza, áreas de bosque, suelos arables, hojarascas, corteza de árboles, troncos en descomposición, en la superficie de hongos, nidos de insectos sociales, nidos de aves y mamíferos; suelos de zonas áridas, en plantas epífitas, en litorales marinos y medios de dulceacuícolas', explicó.

Gutiérrez también señaló que los cambios en las poblaciones de colémbolos, afectan su interacción con el suelo y otros organismos dentro del mismo.

Por ello, indicó, ‘la determinación de la abundancia, la diversidad y la estratificación espacial de los colémbolos, los cuales varían en función de la fertilidad, cantidad de materia orgánica y pH en el suelo, es lo que ha permitido establecer las bases para monitorear la salud y calidad de los ecosistemas edáficos'.

Sin embargo, dijo, la zona de mayor riqueza de colémbolos, se encuentra en los suelos, de hasta cinco centímetros de profundidad; pero también pueden ser hallados en zonas superficiales.

Estos organismos, además, de ser un indicador de las salud de los suelos también tiene el potencial para transformar la materia orgánica presente en los suelos, debido a su elevado potencial enzimático .

Dentro de sus funciones en esos ecosistemas están la de ayudar a regular los procesos de degradación de la materia orgánica, reciclaje de los nutrientes, respiración del suelo y estableciendo relaciones complejas entre los microartrópodos y la microflora del suelo; además, contribuyen al reciclaje de carbono y nitrógeno, presente dentro de la materia orgánica. Pero, además, pueden mejorar la capacidad de absorción y la fijación de las substancias intercambiables del suelo.