15 de Ago de 2022

Planeta

Smithsonian ayuda a evaluar la salud de los árboles de la capital

STRI está ayudando a la alcaldía a evaluar la salud de los árboles  y detectar si están afectados por algún hongo

Smithsonian ayuda a evaluar la salud de los árboles de la capital 
Smithsonian ayuda a evaluar la salud de los árboles de la capital

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) está ayudando a la alcaldía de la capital panameña a evaluar la salud de los árboles de la ciudad y detectar si están afectados por algún hongo, informó hoy el centro científico.

La evaluación de los árboles se está haciendo con tomógrafos sónicos, unos aparatos que envían ondas de sonido y se basan en la velocidad de las mismas para trazar imágenes transversales del tronco, explicó el STRI. "Cuanto más tarda una onda sonora en atravesar un tronco, más dañada está la madera", precisó el instituto,, que tiene su sede en Panamá, en un comunicado.

El trabajo comenzó el lunes en la zona de Vía Argentina, una calle residencial transitada y llena de restaurantes, y se extenderá desde el casco antiguo hasta el corregimiento de Juan Díaz. Determinados hongos e insectos pueden pudrir las raíces y el interior de los árboles hasta hacerlos huecos y dejarlos "susceptibles a las fuerzas de lluvia y viento", alertó el Smithsonian.

"La descomposición de la madera en los bosques es motivo de especial preocupación en los trópicos, ya que se estima que los bosques tropicales albergan el 96% de la diversidad arbórea del mundo", añadió el instituto. En septiembre pasado, la alcaldía tuvo que arrancar tres grandes ficus y podar medio centenar de árboles en el céntrico Parque Porras.

En noviembre pasado y en medio de fuertes lluvias y vientos asociados al paso cercano del huracán Otto, un gran árbol cayó sobre un auto aparcado frente a una escuela y mató a un niño de 9 años que estaba dentro. La familia presentó en diciembre pasado una demanda criminal y pidió que fueran investigadas las autoridades de Alcaldía de Panamá y del Ministerio del Ambiente, porque "se tenía conocimiento de que el árbol había sido clasificado como peligroso", dijo el abogado, Silvio Guerra.