La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Planeta

Que cada uno se haga responsable de sus desechos, claman activistas de Panamá

En esta 28 jornada nacional de limpieza de playas, costas y ríos se calcula que se colectará al menos lo mismo que en el 2018: 52 toneladas de basura

Cientos de ambientalistas de diferentes escuelas y residentes de las diferentes áreas de la ciudad participan en un evento de recolección de basura.Carlos Lemos | EFE

Activistas y autoridades de Panamá pidieron este domingo a la ciudadanía que asuma la responsabilidad por sus desechos, en el marco de otra gran jornada de limpieza de playas en la que se vio una escena común: voluntarios recolectando plásticos, llantas, ropa y hasta neveras que terminarían en el océano.

Aunque la directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), Rira Spadafora, dijo a Efe que la aspiración es que cada año se recoja menos desperdicios, lo cierto es que en esta 28 jornada nacional de limpieza de playas, costas y ríos se calcula que se colectará al menos lo mismo que en el 2018: unas 52 toneladas de basura.

"Podemos decir que el año pasado en la Ciudad de Panamá se recolectaron, en varios sitios, un aproximado de 36 toneladas, y 52 a nivel nacional. Probablemente son números semejantes los que tendremos este año", expresó la experta con postgrado en Impactos, Adaptación y Mitigación del Cambio Climático de la Universidad de Copenhague (Dinamarca).

Por ello, más que "recolectar" de lo que se trata es "de concienciar", que cada ciudadano "se haga responsable" de sus residuos" y no haya "excusas para tirarlos en los ríos", añadió Spadafora, que cuenta además con maestría en Recursos Naturales por la Universidad de Idaho (EE.UU.).

La directora de Ancon era una los centenares de voluntarios que se congregaron este domingo en el sector de Costa del Este de la Bahía de Panamá para recolectar miles de desechos, que cada día pueden verse desde la autopista que conduce al centro de la Ciudad de Panamá desde lugares como el aeropuerto Internacional de Tocumen.

Lo más visible este domingo, como ya es habitual, eran botellas de plásticos, llantas, ropa y hasta electrodomésticos de gran volumen: "Tengo el motor de una lavadora", escuchó Efe gritar a un voluntario.

"Por acá una llanta" o "está blusa yo la regalé", decían otros de los voluntarios convocados a esta jornada organizada por Ancon, la Fundación para la Protección del Mar Panamá (Promar), el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), entre otras entidades y empresas privadas.

El administrador de la gubernamental Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), Pablo Castillo, se unió al llamado a la conciencia de los ciudadanos: "Incentivar a toda la ciudadanía de que traten de cuidar su entorno. Es triste ver lo que está saliendo de aquí", expresó.

Las playas de la capital era unos de los cerca de 50 puntos a nivel nacional incluidos en esta jornada que se ha desarrollado durante 28 años consecutivos en el marco de la celebración en Panamá del Mes de los Océanos.

"No podemos seguir permitiendo la contaminación marina, todo esto contribuye al calentamiento global", recalcó la ambientalista.

La ONU calcula que cada año llegan a los mares ocho millones de toneladas de plástico, lo que equivale a verter un camión lleno de plástico por minuto, y que anualmente mueren un millón de aves y 1.000 tortugas marinas como consecuencia de esta contaminación.

El organismo internacional calcula que, de seguir así esta situación, en el año 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos.

Panamá fue el primer país de Centroamérica en adoptar, en julio pasado, la prohibición de bolsas plásticas de polietileno de un solo uso.