Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Planeta

La forestación, un tema de conciencia ambiental

Cada 21 de marzo se conmemora el Día Mundial Forestal. Pese a las cifras desalentadoras en cuanto a la deforestación, hay datos cuantitativos que demuestran que los bosques y árboles se están gestionando de manera más sostenible

Según un informe mundial publicado por el World Resources Institute (WRI), durante 2018 se perdieron 12 millones de hectáreas de bosques tropicales en todo el mundo y casi 2 millones se perdieron en Latinoamérica. A razón de similares noticias negativas para la conservación del planeta y del ser humano, en 2012 los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) acordaron celebrar el 21 de marzo el Día Mundial Forestal.

La FAO estima que, cada año, más de 130,000 km² de bosques se pierden debido a la deforestación.Shutterstock

“La reforestación es una de las acciones más efectivas para combatir el cambio climático por la vía de la captura de carbono de los bosques mediante la fotosíntesis. Además, los bosques proveen más de diez mil productos necesarios para la vida de las personas”, señala el columnista Fernando Raga a ICI Forestal.

Pese a su valor, los bosques y selvas siguen desapareciendo en el mundo. La FAO estima que, cada año, más de 130,000 km² de bosques se pierden debido a la deforestación. En 2018 se perdieron alrededor de 12 millones de hectáreas de vegetación en las regiones tropicales.

En el ranking mundial, elaborado por World Resources Institute (2018), de los 10 países más afectados por esta pérdida de bosque, figuran cuatro de la región: Brasil, Bolivia, Colombia y Perú. El primero de ellos encabeza la lista.

“Hemos visto una tendencia general al alza en la pérdida de bosques primarios en Bolivia, Colombia y Perú. Brasil es un poco más complejo, el país redujo su tasa de deforestación a principios de la década de 2000, pero nuestros datos muestran grandes áreas arrasadas debido a incendios en 2016-2017”, señaló Mikaela Weisse, gerente de Global Forest Watch, responsable del monitoreo satelital de los bosques en el mundo, mediante un comunicado.

El valor de los bosques sin duda es incalculable. “Los bosques y los árboles brindan beneficios importantes tanto a las personas como al planeta al fortalecer los medios de vida, suministrar aire y agua limpios, conservar la biodiversidad y responder al cambio climático”, indica la FAO.

En la región se han tomado medidas para combatir la problemática de la deforestación.Shutterstock
“Los bosques y los árboles brindan beneficios importantes tanto a las personas como al planeta, al fortalecer los medios de vida, suministrar aire y agua limpios, conservar la biodiversidad y responder al cambio climático”

Añade: “los bosques representan una fuente de alimentos, medicinas y combustible para más de mil millones de personas. Además de ayudar a responder al cambio climático y proteger los suelos y el agua, albergan más de tres cuartas partes de la biodiversidad terrestre mundial, proporcionan numerosos productos y servicios que contribuyen al desarrollo socioeconómico y son particularmente importantes para cientos de millones de moradores de las zonas rurales, entre los que se cuentan muchas de las personas más pobres del mundo”.

Pese a las altas cifras en cuanto a la deforestación, hay datos cuantitativos que demuestran que los bosques y árboles se están gestionando de manera más sostenible y que contribuyen al logro de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), según la FAO.

Cifras regionales

Aunque la mano del hombre se ha levantado contra los recursos naturales, América Latina y el Caribe poseen una significativa extensión boscosa.

La forestación, un tema de conciencia ambiental

El 49% de la superficie total de América Latina y el Caribe está cubierta por bosques: son 891 millones de hectáreas que representan cerca del 22% del área de bosque existente en el mundo. La región posee el 57% de los bosques primarios del mundo, los más importantes desde el punto de vista de la biodiversidad y la conservación. El 18% del área total de bosque de la región se encuentra en áreas protegidas, y el 14% del área total fue designada para funciones productivas, (FAO).

En el país y en la región se han tomado medidas para combatir la problemática de la deforestación y reforestación, sin embargo el tema va más allá de planes o estrategias nacionales, “tiene que ver con las sociedades y las personas, y la necesidad de que ellas mismas puedan mantener y aumentar los servicios, beneficios económicos y la salud de los bosques para su propio desarrollo y mejor calidad de vida”, resalta la FAO.