26 de Sep de 2021

Planeta

Con bloques de plástico reciclado se construye el futuro

Cuatro jóvenes panameños crearon en 2020 la empresa Edificaciones Ecoamigables, S.A. (Eco Edif), un emprendimiento que propone un modelo de economía circular mediante la creación de bloques con plásticos reciclados

Este sistema, por una parte, reduce el plástico que llega a los vertederos, ríos y playas.Cortesía

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 12 propone reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción y reutilización, a fin de implementar medidas y políticas que consigan brindar una nueva vida a gran parte de los residuos reciclables que se generan cada año en el mundo. Partiendo de esta meta, se creó en 2020 la empresa Edificaciones Ecoamigables, S.A. (Eco Edif), un emprendimiento de cuatro jóvenes panameños que surgió a raíz del concurso 'Se busca socio', una actividad organizada por la Universidad Tecnológica (UTP) en conjunto con la empresa Maxia Latam en 2019.

Carlos Cordero, director de Producción y Mercadeo de Eco Edif, comparte que la empresa constituida tras haber ganado el tercer lugar del concurso, propone un modelo de economía circular mediante la creación de una cadena logística que inicia desde la educación a la población, la recolección y el reciclaje de plásticos, permitiendo su reincorporación como materia prima hasta su transformación en bloques estructurales y no estructurales, adoquines y otros productos en desarrollo.

El estudiante de ingeniería mecánica en la UTP admite que el reciclaje plantea una situación doblemente beneficiosa, porque consigue reutilizar una cantidad considerable de desechos, como el plástico, que de otra forma acabarían en vertederos, ríos, playas.

“El plástico que se produce a diario en el país se exporta en un 98% a Chile, China e incluso a Europa, y a fin de darle una utilidad efectiva decidimos incluirlo en la fabricación de bloques”, detalla.

Según Cordero, la idea principal era crear bloques de plástico sólido, pero por diversos factores “se nos complicó la labor y decidimos optar por hacer un bloque convencional de arena y cemento, pero incluyendo en la mezcla plástico triturado”.

Añade que este proyecto no habría sido posible sin el apoyo de Jonathan Castillo, director de Investigación y Desarrollo; Paula Ochoa, directora de Ventas y Logística; y Johan Clarke, director de Compras.

Una ley

En el mundo algunas ciudades están aplicando normas para erradicar los plásticos contaminantes, y Panamá dio un paso muy importante en diciembre de 2020 al aplicar la Ley Nº 187 del 2 de diciembre de 2020 mediante la cual se regula la reducción y el reemplazo progresivo de los plásticos de un solo uso, colocando al país como pionero en la protección del medio ambiente en la región centroamericana.

Además de Panamá, países en la región, como Colombia, regularon el uso de bolsas plásticas, y Chile en 2017 prohibió la entrega de bolsas plásticas en los comercios.

Este año Canadá se comprometió a prohibir el uso de bolsas plásticas, pitillos, cubiertos y palillos para revolver de plástico, a fin de eliminar los desechos dañinos que afectan los ecosistemas.

Eco Edif busca fielmente contribuir al alcance de los ODS de Naciones Unidas.Cortesía

Una solución para el futuro

Para este proyecto, Cordero enfatiza que tuvieron que aprender desde el proceso que conlleva fabricar un bloque, hasta finanzas, para lograr una empresa bajo el modelo de economía circular, la cual aboga por utilizar la mayor parte de materiales biodegradables posibles en la fabricación de bienes de consumo para que estos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil.

“Trabajamos en el laboratorio de la UTP con diferentes plásticos y con el profesor José Meneses, quien nos orientó sobre cómo hacer el bloque, y logramos desarrollar una fórmula que incluía el plástico en la mezcla; además cumple con la resistencia y las normas establecidas por las regulaciones panameñas”, explica Cordero.

El emprendedor añade que actualmente Eco Edif fabrica bloques convencionales de 4, 6 y hasta de 8 pulgadas, medidas que se utilizan en el país para la comercialización de este insumo para la construcción.

De hecho, la planta de Nestlé ubicada en Natá, provincia de Coclé, contrató a Eco Edif para realizar dos proyectos: uno con los plásticos que la compañía ya no utiliza en el empaquetado de quesos y otros productos lácteos, y otro que consiste en la construcción de una galera. “Ellos necesitaban darle un propósito a esos desechos y nosotros surgimos como la opción más apta”, explica Cordero, y comparte que para este trabajo fabricaron entre 17 mil y 20 mil bloques sostenibles.

“Ahora que hemos avanzado con nuestro proyecto, estamos desarrollando otras fórmulas y viendo otros productos que se puedan complementar con el concreto, ya que al igual que el plástico, estos se producen en grandes cantidades en el país y no se les da la debida utilidad, sino que se exportan”, agrega.

Este desarrollo inspiró la creación del emprendimiento Eco Edif Panamá.Cortesía

Concienciación

Cordero reconoce que en Panamá no existe una cultura de reciclaje y que, a diferencia de otros países, aún estamos en pañales, pero aplaude a las empresas que manejan políticas ambientales.

“Hay que trabajar para mejorar; para que esto funcione debemos educar a la población. Esa es una de las iniciativas que empezamos con Eco Edif ya que contamos con varios cursos de capacitación para la correcta gestión de los residuos en empresas y colegios, necesitamos desarrollar una buena cultura de reciclaje”, subraya.

Según Cordero, el objetivo de su empresa es ser ese alivianador a la crisis que vive actualmente el mercado de la construcción en el país, con materiales innovadores, resistentes, efectivos y mucho más económicos.

En Panamá, la Ley 59 del 20 de octubre de 2009 declara el 17 de mayo de cada año, el Día Nacional del Reciclaje, que decreta que las entidades públicas, los municipios, las juntas comunales y los centros educativos oficiales y particulares deben promover esta fecha y realizar actividades alusivas; así como los medios de comunicación radiales, escritos y televisivos deben incluir en su programación la promoción de la cultura del reciclaje en la población.

El reciclaje salva los recursos naturales, reduce la contaminación, genera empleos y es una excelente opción para mitigar el cambio climático.

Otras iniciativas

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en asociación con la empresa social colombiana Conceptos Plásticos, construyeron la primera fábrica en África que transforma los desechos plásticos en aulas de clase para los más vulnerables de Costa de Marfil, publica la organización en su sitio oficial.

El sistema de la compañía colombiana convierte el plástico usado en ladrillos modulares que son fáciles de ensamblar, son duraderos y tienen un bajo costo.

En 2019 Costa de Marfil necesitaba alrededor de 15 mil aulas para satisfacer las necesidades de los niños sin un lugar para aprender. “El plástico reciclado recolectado de áreas contaminadas en la ciudad de Abidján y sus alrededores se utilizó para construir 500 aulas para más de 25,000 niños con las necesidades más urgentes en los próximos dos años, aunque la fábrica cuenta con el potencial de aumentar la producción”, detalla el organismo.

Costa Rica anunció en 2019 que tendría su primera planta para elaborar bloques para la construcción a partir de desechos plásticos, de tal forma que generen sistemas constructivos ecológicos, que ayuden a promover un modelo de desarrollo ambiental, sostenible y que contribuya con la política de descarbonización 2018-2050 impulsada por el gobierno del bicentenario.