Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Salud

Menos estrés

Las preocupaciones financieras familiares conducen a la depresión, ansiedad y estrés, y pueden causar tensión o discusiones con tus sere...

Las preocupaciones financieras familiares conducen a la depresión, ansiedad y estrés, y pueden causar tensión o discusiones con tus seres amados. Para empezar a manejar esta crisis y lidiar con los problemas emocionales y mentales que esto conlleva, sigue los siguientes consejos:

1. Acepta que tienes un problema. Las deudas que pudieras haber contraído en un tiempo fueron pequeñas y ahora se han acumulado, están fuera de control y debes aceptar que tienes que administrar de manera diferente tu presupuesto.

2. Habla sobre tu depresión. Tienes que hablar con alguien de confianza sobre tus inquietudes. Al hablar compartes la carga de preocupación y reduces el estrés. Sé abierto con tu pareja acerca de la situación, ya que les afecta a ambos tanto financiera como emocionalmente. Busca un consejero en finanzas que te ayude a manejar tu presupuesto. 3. Toma acción y maneja tu problema. Entre más rápido empieces a lidiar con tu situación más rápido será resuelto tu problema. Habla con personas que te ayuden a manejar tus finanzas.

4. Recupera tu confianza. Tomar acción también te brinda confianza y pronto te darás cuenta de que tu problema puede superarse. Tomar pasos pequeños te ayudará a restablecer tu autoestima.

5. Solicita ayuda para lidiar con tu problema. Existen organizaciones que te pueden ayudar a decidir cuál es la mejor opción para ti de acuerdo a tu presupuesto.

6. Observa las causas de tu problema. Toma en cuenta que esta situación será cosa del pasado en un futuro. Por mientras, recuerda comer bien, ejercitarte, dormir, mantener una buena perspectiva.

7. Toma en cuenta los aspectos psicológicos de la crisis. La situación financiera está conectada con necesidades emocionales y psicológicas. Muchas personas gastan dinero para alterar el ánimo. Para otros, la depresión les hace beber alcohol o tomar drogas. Si los gastos que realizas se basan en un estado emocional o psicológico, busca ayuda profesional.

Con estos pasos te sentirás menos estresado y con mayor control.

www.dracaroline.com