Temas Especiales

16 de May de 2021

Salud

El enanismo podría ser la clave contra el cáncer

La clave contra el cáncer y la diabetes podría estar alojada en una lejana comunidad ecuartoriana llamada Loja.

La clave contra el cáncer y la diabetes podría estar alojada en una lejana comunidad ecuartoriana llamada Loja.

Según una publicación de Science Translational Medicine, hace 20 años el endocrinólogo Jaime Guevara, nacido en este país sureño, realizó un estudio en ese pueblo,ubicado en las faldas de los Andes, cuyos habitantes padecen de enanismo.

La mayoría de las personas que ahí viven sufren el síndrome de Laron, carencia genética que evita que crezcan.

Resulta que la investigación del grupo de científicos, del que formó parte Guevara, dio luces para pensar que esta mutación genética podría prevenir estos dos grandes males: la diabetes y el cáncer.

En el estudio se divulga la posibilidad de desarrollar una droga que le ofrezca igual protección a los adultos de estatura convencional.

Hallazgo accidental

Esta historia esperanzadora inició, como lo dijimos antes, con el médico ecuatoriano citado. Las pesquisas que emprendió este investigador iban encaminadas a estudiar el enanismo y en los datos recabados descubrió que entre estas personas no había casos de cáncer. También encontró que entre los familiares de estos mismo individuos, que tenían una estatura normal, sí existían afectados por este letal mal.

A medida que fueron avanzando las investigaciones de Guevara, éste observó que las personas con el síndrome de Laron no morían a causa de las enfermedades crónicas usuales, como las cardiovasculares.

El médico ecuatoriano compartió sus hallazgos con su colega, Valter Longo, especialista en envejecimiento de la Universidad del Sur de California. Ambos decidieron explorar las mutaciones genéticas de los pobladores en cuestión.

Descubrieron que el síndrome de Laron tiene un doble efecto protector. Guarece al ADN de los daños oxidativos y promueve el suicidio de las células muy dañadas.

Veintidós años que duró el seguimiento. Los científicos no dieron con casos de diabetes entre los ecuatorianos con síndrome de Laron y sólo observaron un caso de cáncer no letal.

Sin embargo, entre los individuos de estatura normal un 5% fue diagnosticado con diabetes y 17% con cáncer.

Lo podrán a prueba

En Estados Unidos ya existen medicamentos aprobados para bloquear la hormona de crecimiento en humanos, pero se utilizan únicamente como tratamiento de la acromegalia, una enfermedad vinculada al gigantismo.

No obstante, Science Translational Medicine señala que los científicos subrayan que este tipo de fármaco sólo sería apropiado como tratamiento preventivo de cáncer hasta que se inicia la vejez, cuando comienza a disminuir la actividad de la hormona de crecimiento.

Actualmente Longo, y un equipo de investigadores, plantean llevar a cabo ensayos clínicos en personas que son sometidas a quimioterapia; y así comprobar si el bloqueo de la hormona del crecimiento realmente protege a las células humanas de los daños químicos.