Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Salud

Médicos acusan a OMS de rebajar impacto de radiación de Fukushima

Un grupo de activistas médicos acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de minimizar el impacto de la radioactividad emitida tr...

Un grupo de activistas médicos acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de minimizar el impacto de la radioactividad emitida tras el accidente de la planta nuclear de Fukushima, Japón.

En un simposio en Nueva York que tiene lugar en el segundo aniversario del accidente en la planta nuclear nipona, dos médicos llamaron la atención sobre las conclusiones de un reciente informe de la OMS que afirma que no se espera un aumento significativo en el número de personas que sufrirán cáncer en Japón o en otros lugares debido a las fugas de radiación.

"Es un informe que trata de tranquilizar a la gente, y casi con seguridad, muchos de ellos desarrollarán leucemia o cáncer", afirmó Helen Caldicott, cuya fundación, la Helen Caldicott Foundation, copatrocinó el simposio junto a la organización Physicians for Social Responsability.

"Lo que va a pasar es que habrá una gran incidencia de cáncer y leucemia y enfermedades genéticas" debido a las fugas, advirtió.Caldicott afirmó que el informe de la OMS, publicado el 28 de febrero, contaba con numerosos fallos graves, así como cuestiones clave que se habían "ignorado" o "pasadas por alto".

Por una vez, afirmó, la OMS no tomó en cuenta las emisiones reales de radiactividad, y confió en estimaciones.

El organismo de salud de la ONU no examinó de forma exhaustiva el impacto en niños o cuáles serían las consecuencias de ingerir comida contaminada con radioactividad a lo largo de toda su vida, agregó.

Tampoco estudió el impacto en los trabajadores de la central de Fukushima o la gente en el área que fue evacuada cuando la pluma de la radiación surgía de la central, afirmó.

Caldicott aseveró que los datos muestran que se escapó tres veces más xenón radiactivo y probablemente tres veces más cesio en Fukushima que en Chernobil, la famosa central nuclear en Ucrania que emitió grandes cantidades de partículas radioactivas en la atmósfera tras su explosión e incendio en 1986.

El informe de la OMS concluye que el riesgo de cáncer para ciertas personas expuestas en Fukushima es mayor. Pero para la población general dentro o fuera de Japón "los riesgos previsibles son bajos y no se anticipan aumentos observables en las tasas de cáncer por encima de los puntos de referencia".