Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Salud

Ecuador propondrá una sede de ONU para atender a discapacitados

El ex vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, recién designado enviado especial de la ONU para temas de discapacidad y accesibilidad, ...

El ex vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, recién designado enviado especial de la ONU para temas de discapacidad y accesibilidad, dijo hoy que propondrá la creación de una sede del organismo en Quito para promover los derechos de los discapacitados con énfasis en Latinoamérica.

En una entrevista con el canal estatal Gama TV, Moreno afirmó que aunque el cargo para el que fue designado la semana pasada tendría sede central en Ginebra, Suiza, solicitará que se cree una oficina en Ecuador.

Destacó las facilidades en Suiza para "desplazarse a todos los puntos del mundo, pero sin duda tendrá que haber, así lo solicitaré yo, una sede en Ecuador para atender a Latinoamérica que tanta falta hace y tanta ayuda presta a las personas con discapacidad".

Moreno, quien se moviliza en una silla de ruedas luego de quedar paralítico hace más de una década tras ser baleado durante un asalto, hizo notar que "pocos son los países en Sudamérica que no han dedicado algún esfuerzo a las personas con discapacidad".

Recordó que mientras ejerció la vicepresidencia de Ecuador, entre enero de 2007 y agosto de 2013, lideró varios programas sociales en favor de los discapacitados como las misiones solidarias "Manuela Espejo" y "Joaquín Gallegos Lara", que beneficiaron a 300.000 personas.

Las iniciativas despertaron interés en varios países sudamericanos que pidieron asesoría a Quito para replicarlos en sus naciones.

"Nosotros llevamos nuestra experticia, nuestra experiencia a todos los países de Latinoamérica, todos lo acogieron con afecto, con deseo de hacer transformaciones, pero claro está el propósito que sea una transformación global", resaltó tras justificar la creación de la sede en su país.

También dijo que aspira a cumplir con las expectativas del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien lo designó para el cargo el pasado 19 de diciembre.

"Es un alto cargo de Naciones Unidas y estoy a la expectativa, pues este mes que viene (enero) comenzaré a elaborar un plan de trabajo, programas y proyectos que llevará en febrero al señor Ban Ki-moon, para que le dé el visto bueno final",comentó.

Moreno destacó que en varios países del mundo ya se aplican programas de asistencia para las personas con discapacidad, que según estimaciones de la ONU suman al menos 1.000 millones a nivel mundial. Sin embargo, afirmó que su misión estará centrada en tener presencia en todos los continentes y abogar por el cumplimiento de los derechos de este grupo vulnerable.

"Deberé estar yo o mi equipo técnico incentivando a los Gobiernos, Parlamentos y Organizaciones para que se cumpla con las políticas públicas para las personas con discapacidad", apuntó tras considerar necesario armonizar las legislaciones nacionales e internacionales en esta materia.

Lamentó que la Convención de las Naciones Unidas por los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, aprobado el 13 de diciembre de 2006, "no se haya suscrito por todos los países".

"Hay países que habiendo firmado, sus Parlamentos, al menos 50, no lo habían ratificado, lo que no permite la aplicación de políticas públicas", lamentó.

La Convención es el primer instrumento amplio de derechos humanos del siglo XXI que señala un "cambio paradigmático" de las actitudes y enfoques respecto de las personas con discapacidad, según la ONU.