Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Salud

Más que un simple temblor en las manos

La dopamina ayuda con varias funciones del cerebro y su deficiencia es la que lleva a desarrollar los síntomas de la enfermedad

Más que un simple temblor en las manos
La estimulación cerebral profunda controla los síntomas.

Muchos conocemos el Parkinson como la enfermedad que aflige desde hace muchos años a Michael J. Fox, el actor de Volver al Futuro, y que le causa temblores incontrolables en las manos. Esta enfermedad del sistema nervioso, que en el mes de abril tiene su día mundial de concienciación, “es degenerativa, crónica y progresiva”, nos explicó el Dr. Fernando García, neurólogo del Centro Médico Paitilla.

Según el sitio Web de Mayo Clinic la causa del Parkinson aun se desconoce, pero se desarrolla cuando ciertas neuronas, que producen el neurotransmisor dopamina en el cerebro, se deterioran o mueren. La dopamina ayuda con varias funciones del cerebro y su deficiencia es la que lleva a desarrollar los síntomas de la enfermedad.

No existe una cura actualmente, pero “un diagnóstico temprano ayuda a controlar la enfermedad eficazmente,” comentó el Dr. García.

Síntomas
Aunque el Parkinson no se puede prevenir, puede retardarse su aparición a través de estilos de vida saludable, como una dieta balanceada acompañada de ejercicio. Para los pacientes, esto “aporta beneficios complementarios al tratamiento farmacológico. Por ello es que recomendamos realizar caminatas acompañados de familiares o amigos,” señaló el Dr. García. Ciertos estudios también han encontrado que la cafeína y el te verde pueden reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los primeros síntomas del Parkinson pueden pasar desapercibidos y durar bastante tiempo. Entre ellos están el cansancio, un malestar general, ligero temblor al levantarse, dificultad para levantarse de una silla, volumen normal de la voz excesivamente bajo, pérdida de conciencia de una palabra o pensamiento y cambios inexplicables de ánimo.

Los síntomas más avanzados, de acuerdo a Mayo Clinic, incluyen temblores, que muchas veces inician en las manos o los dedos; dificultad y lentitud para el movimiento; rigidez muscular; reducida habilidad para los movimientos involuntarios, como pestañear y mover los brazos al caminar; problemas de balance o postura; cambios en el lenguaje hablado y dificultad para escribir.

El Dr. García agregó que, si no se detecta y controla a tiempo, se pueden desarrollar síntomas más severos, tal como problemas para tragar, la necesidad de utilizar una silla de ruedas para trasladarse y quedar recluido en cama.

Tratamiento
El tratamiento se basa en medicamentos que ayudan a disminuir los síntomas y ofrecen una mejor calidad de vida, explicó el Dr. García. El tratamiento principal incluye la administración de Ldopa y Carbidopa, entre otros. Añadió que el Parkinson puede ser muy discapacitante, y si no se da el tratamiento apropiado los síntomas progresarán más rápido, lo que puede reducir la expectativa de vida.

Para los pacientes avanzados que no responden a tratamiento médico, existe la opción de estimulación profunda cerebral. El sitio WebMD explica que esta cirugía ayuda a controlar los síntomas a través de una especie de marcapasos que envía señales eléctricas a áreas específicas del cerebro, bloqueando así los impulsos que causan los temblores.

“En Panamá ya se colocó el primero en la Caja del Seguro Social con mucho éxito,” comentó el Dr. García.

Expresó además que el diagnóstico en muchas ocasiones no es fácil, sobretodo en las etapas tempranas de la enfermedad. El equipo alrededor del paciente no va a ser solo médico, ya que debe incluir a la familia y amigos cercanos para darle apoyo, mientras el paciente se adapta a la enfermedad. Frecuentemente también existe la necesidad de apoyo psicoemocional.

El paciente “debe ser consciente de que hay mucha investigación al respecto y que tarde o temprano los científicos encontraran una solución definitiva para este mal, por lo cual se debe mantener en el mejor estado de salud posible”, incluyendo una buena alimentación y ejercicio físico, aconsejó el Dr. García. “Tenemos grandes expectativas en la terapia con células madres, lo cual aun esta en fase de investigación,” concluyó.