La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Salud

Elimina la grasa localizada a través del frío

Es un tratamiento no invasivo de nombre criolipólisis que ayuda a destruir los adipocitos o células grasas en la cintura, abdomen o espalda.

La medicina estética ha ido evolucionando con el paso de los años. Científicos han desarrollado numerosas técnicas de belleza con el fin de que mujeres y hombres luzcan un cuerpo esbelto, libre de grasa localizada. Gracias a esa demanda de opciones de embellecimiento en Panamá muchas personas con problemas de ‘rollitos' están optando por la criolipólisis, una de las técnicas más avanzadas para la eliminación de grasa localizada y para disminuir en gran porcentaje el aspecto de la celulitis (según sea el caso del paciente).

Pero, ¿qué es? Se trata de un método externo, no invasivo, para reducir la grasa corporal localizada mediante la aplicación controlada de frío, un método cuyos principios científicos fueron descubiertos por los dermatólogos Dieter Manstein y Rox Anderson, del centro de Wellman Photomedicine en el Hospital General de Massachusetts en Boston, centro afiliado a la enseñanza de Harvard Medical School.

Ambos médicos, junto con su equipo de científicos, realizaron una investigación que demostró que bajo condiciones cuidadosamente controladas, las células de grasa subcutáneas son naturalmente más vulnerables a los efectos del frío que otros tejidos circundantes. Este trabajo fue publicado en la revista científica Lasers in Surgery and Medicine en noviembre de 2008 y aunque en sus inicios era poco conocido hoy se ha convertido en la última innovación estética en el mundo.

APLICACIÓN DEL TRATAMIENTO

El tecnólogo estético, Raylord Cortiña explica que este tratamiento no requiere de cirugía ni anestesia y mucho menos ingresar a un centro hospitalario. ‘Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria en las clínicas. Lo recomendable es realizar dos o tres sesiones por cada zona tratada', explica Cortiña.

Añade que en la consulta el especialista marca las zonas a tratar dependiendo de la morfología del paciente y aplica sobre la zona una membrana anticongelante para que el frío se transmita a los adipocitos grasientos y así la dermis de la piel no sufra ningún daño por la exposición al frío.

‘Se aplica una crema sobre la zona a tratar del paciente y se coloca un aparato que aplica el frío intenso sobre la zona adiposa por un espacio temporal de 30 minutos a 60 minutos', enfatiza en tecnólogo estético.

Sin embargo, asegura que no se puede definir un número exacto de sesiones, pues esto depende de cada paciente en particular. Hay personas para las que una sola sesión ya es suficiente, mientras otras requieren una segunda sesión para terminar de reducir el panículo adiposo. Pero desde la primera sesión ya se deben notar cambios considerables.

Por su parte el doctor español, Julio Millán Mateo, explica que es un procedimiento indoloro y puede producir un enrojecimiento moderado del área o algún pequeño hematoma localizado. ‘En algunos casos puede surgir un ligero hormigueo y sensación de que se duerme la zona y estos síntomas pueden durar desde una semana a dos meses', comenta el médico a Efe Salud.

Agrega que no es un procedimiento alternativo a la liposucción y que está indicado solo para personas relativamente delgadas con lipodistrofias no pronunciadas pero sí muy definidas. ‘Es óptimo para reducir acúmulos de grasa muy localizados', detalla Millán.

Este mismo planteamiento lo comparte el cirujano vascular chileno, Álvaro Carreño, al decir que la criolipólisis es recomendada exclusivamente para pacientes delgados y no para aquellos con problemas de obesidad. Advierte que aunque es un método no invasivo hay que tener precaución en las zonas donde hay cicatrices, ya que allí el tejido es más rígido y puede producir más molestias.

ZONAS ESPECÍFICAS Y OBTENCIÓN DE RESULTADOS

El tecnólogo Cortiña detalla que este es un tratamiento indicado para todas las zonas donde se encuentre grasa localizada (muslos, glúteos, brazos, abdomen, espalda, entrepierna, cintura, cadera y cartucheras) y el paciente quiera disminuirla.

Cortiña aclara que los resultados se pueden empezar a notar entre la primera semana y mes y medio, puesto que, depende del organismo de cada persona.

‘Hay pacientes que empiezan a ver resultados considerables a los tres meses, como también hay pacientes que a los 15 o 20 días. Esto se debe a que el metabolismo de la persona actúa demasiado lento, por lo que recomienda realizar masajes tipo drenaje linfático para estimular al organismo a través de la linfa y de esta manera acelerar el proceso de expulsión', indica Cortiña.

Recomienda a las personas que lleguen a realizarse este tratamiento llevar un estilo de vida saludable que implique ejercicios 'tres veces por semana, una alimentación sana, tratamientos de mantenimiento como masajes moldeadores y sobre todo consumir suficiente agua.

También aconseja al paciente tener una vida normal luego de realizada la sesión de criolipólisis y no tendrá molestia alguna.

CONTRAINDICACIONES

Cortiña señala que antes de someterse al tratamiento, se deben tomar en cuenta las siguientes precauciones:

*Es prohibido en mujeres embarazadas, personas diabéticas o con algún tipo de enfermedad de la piel.

*En personas que padezcan cáncer.

*En mujeres que estén en período de lactancia.

*Personas que padezcan de inflamaciones agudas, problemas renales, del hígado, bronquitis o que tenga fiebre. Antes de someter al paciente a un tratamiento estético hay que hacerle una evaluación previa concluye Cortiña.

PACIENTE

Evaluación Previa

El tecnólogo estético, Raylord Cortiña, detalla que antes de iniciarcon el tratamiento se hace una evaluación previa al paciente que incluye control de medidas, peso y porcentaje de grasa. Se toman fotos de las zonas a tratar y luego se limpian . El paciente se acuesta en un camilla cómoda donde se le coloca una membrana especial anticongelante para proteger a la piel del frío. ‘Luego se coloca el cabezal el cual va a succionar el tejido graso generando los primeros cinco minutos calor a una temperatura de 42° a través de láser de diodo y luego desciende la temperatura en cinco minutos más desde 42° hasta -7° o -9°, dependiendo del tipo de piel y de la zona tratada', explica.

Señala que este cambio drástico de temperatura va a generar un choque térmico que cristaliza las células grasas. Los 50 minutos restantes se mantiene esa temperatura fría. De esta manera el tejido graso no sufrirá un estado de apoptosis (muerte natural del tejido) ya que el organismo se encargará de expulsarlo de forma natural como cualquier otro desecho del cuerpo, asegura Cortiña.