30 de Nov de 2021

Salud

El miedo a fallar en la cama no tiene edad

La disfunción eréctil es una problemática que va en aumento y se hace más común en la población con edades entre 18 a 25 años

En la actualidad, cada vez aumenta más el número de varones con problemas de disfunción eréctil (DE) y entre ellos un buen porcentaje son jóvenes entre 18 y 25 años.

Sorprende cómo este problema avanza hacia la conquista de varones cada vez más jóvenes. Hasta la década pasada se enmarcaba la DE en hombres a partir de los 45 años, pero recientemente esta referencia etaria ha ido disminuyendo, por su puesto, este fenómeno tiene su explicación y a continuación lo abordaremos.

Se le conoce a la disfunción eréctil como la incapacidad del pene en mantener la irrigación sanguínea de forma sostenida durante el encuentro sexual, hasta alcanzar el orgasmo y la eyaculación, provocando que el pene pase a un estado de flacidez, impidiendo esto la penetración.

Innumerables estudios han identificado las causas de esta disfunción, y entre los factores más relevantes se encuentran problemas que afectan la circulación sanguínea, obstrucción y endurecimiento de las venas o arterias (ateroesclerosis), además de complicaciones sistémicas como la diabetes, colesterol alto, obesidad, tabaquismo, presión arterial alta, bajo deseo sexual por descenso de la testosterona en sangre, siendo los más comunes a nivel orgánico.

Sin embargo, a nivel psicológico, también se ha hallado que el estrés en general, la ansiedad, y el miedo a fallar —no poder satisfacer a su pareja— forman parte de otros de los fundamentos de mayor referencia terapéutica, tanto en adultos como en jóvenes.

Es importante señalar que las razones por las que este problema está atrapando a la juventud radican en la práctica de hábitos nada saludables como: consumo de alcohol, tabaco, drogas, sedentarismo, insomnio a causa del enganche tecnológico, masturbación compulsiva y consumo excesivo de pornografía, lo que acarrea que se afecte su vida generando problemas de autoestima, depresión, cansancio, fatiga, frustraciones, siendo todo esto impactante en su desempeño sexual.

Por tanto, para esta joven población, la hora de mantener relaciones sexuales aparece como un desafío ante la disfunción eréctil; cuando esta llega a ser repetitiva crea pánico para los próximos encuentros, la ansiedad se apodera del joven, y puede llegar a evadir la intimidad sexual para no fallar de nuevo; la obsesión por estos intentos fallidos, encamina a un efecto de ‘bola de nieve' de gran frustración y el desenlace ameritará apoyo psicológico, médico, farmacológico o sexológico, según sea la magnitud.

Observaciones ante la disfunción eréctil:

1) El pene se convierte en el ‘mejor amigo del varón', porque con la aparición de la DE, se pueden anticipar o predecir complicaciones vasculares futuras, antes de que sean crónicas.

2) Sin importar la edad, tenga hábitos: alimenticios, de ejercitación, y antiestrés.

3) Si el problema de DE se mantiene por más de dos meses, busque ayuda con especialistas en el área, tales como urólogos o sexólogos.

4) Absténgase de ingerir fármacos para resolver el problema sin la debida visita y prescripción médica.

5) Si la aparición de DE obedece a causas de tipo emocional o de discordia marital, será prudente que oriente su ayuda con un psicólogo, terapeuta sexual o de parejas.

6) La aparición de eventos muy esporádicos de DE a cualquier edad, no lo convierte en un problema.

7) Después de los 40 años pueden empezar a aparecer manifestaciones de DE, sin llegar a ser una complicación.

8) El tratamiento para la DE es variado, según sea el caso se implementan: fármacos, terapia de reemplazo de testosterona, dispositivo de vacío, cirugía vascular, implante peneano, terapia psicológica contra la ansiedad o terapia de parejas, pueden ser aplicadas de forma individual o mixta.

Si deseas realizar alguna consulta relacionada con salud sexual o relaciones de pareja, puedes hacerlo a través de: sexsaludenpareja@gmail.com o del Instagram @sexsaludenpareja.

SEXÓLOGO