Temas Especiales

31 de May de 2020

Salud

Apodos en la intimidad, aliados para encender la llama del amor

Investigaciones aseguran que llamar con un 'alias' a la pareja hace que se sienta más feliz con su relación

Esta forma también puede ser usada para reclamar un momento de intimidad.Cedida

Los hay jocosos y tiernos. Algunos han surgido de la relación de pareja, y otros son propios del seno familiar y de amistades. Y es que ponerse apodos es una práctica común entre las parejas, puesto que según investigaciones científicas ayuda a potenciar ese vínculo de amor.

Según un estudio que publica el portal Salud180, realizado en la Universidad de Ohio, por las científicas Carol Bruess y Judy Pearson, el uso de apodos en una relación de pareja ayuda a que esta sea más divertida y llevadera, porque se considera que los apodos son un lenguaje de comunicación positiva.

“El uso de un lenguaje amoroso entre la pareja es una manera simbólica de demostrar que la relación te importa lo suficiente como para desarrollar una propia manera de hablar”, afirma Carol Bruess, psicóloga y coautora del estudio, menciona el portal web.

“Las investigadoras llegaron a la conclusión de que utilizar este tipo de 'alias' de manera común, genera un mayor sentido de pertenencia y singularidad para la relación. Esto se debe a que, al hacerlo, le estamos diciendo a nuestro cerebro que para esa persona somos únicos, pues nadie más le dice así”, detalla la investigación.

Para realizar el estudio, se analizó el caso de parejas casadas y parejas con varios años de relación. Bruess y Pearson descubrieron que la mayoría de las parejas usaba al menos un apodo en su relación.

Eliécer Pérez Rivera, psicólogo y terapeuta de parejas, afirma que los apodos de una u otra forma manifiestan afecto o empatía por el otro. “Los apodos brindan efectos positivos en la salud emocional con la pareja. Aunque también es importante tomar en cuenta que los apodos no son para todas las relaciones, todo depende del gusto de la persona”, añade Rivera.

El psicólogo explica que en el caso de las parejas, hay muchos apodos que solo suelen ser utilizados en la intimidad, por ende, a la hora de la relación brindan un encuentro más afectivo y comunicativo.

El psicólogo Steven Stosny, autor del libro Living and Loving after Betraya, afirma que cuando el afecto es muy fuerte, el uso del nombre propio entre la pareja parece casi inapropiado. Y es que suele relacionarse con momentos de enojo o de regaño, detalla al medio citado.

“El uso de un lenguaje amoroso entre la pareja es una manera simbólica de demostrar que la relación te importa lo suficiente como para desarrollar una propia manera de hablar”,
CAROL BRUESS
PSICÓLOGA Y COAUTORA DEL ESTUDIO

Pero, ¿qué es un apodo? La Real Academia Española lo define como aquel nombre que suele darse a una persona, en sustitución del propio, normalmente tomado de sus peculiaridades físicas o de alguna otra circunstancia.

Los apodos facilitan la empatía entre los miembros de una pareja.Cedida

Sobrenombres en la pareja, prueba de salud emocional

Pérez Rivera afirma que los apodos son una prueba de salud mental porque las parejas entretejen su propio mundo durante la intimidad, además de que en ese momento no necesitan nada más que la comunicación, en este caso es el lenguaje.

“Aunque no podemos leer la mente de nuestra pareja, elementos como el apodo es un gran facilitador de la empatía. En el sentido contrario, el apodo también puede ser usado para reclamar un momento de intimidad o en una discusión para ablandar la posición del otro componente de la pareja”, puntualiza el psicólogo.

Los apodos más comunes y con nombres de animales en la intimidad

Todos hemos estado en una relación en la que nos llaman “osito”, “mi reina”, “cariño” “mi peluche” “mi calabacita”, entre muchos otros que han sido diseñados especialmente para un miembro de la pareja, únicos en su especie, afirma Rivera.

Una investigación realizada por Scientific American descubrió en una breve encuesta que una gran mayoría de las parejas se hablan bajo el nombre de un animal; decidieron trasladar sus hallazgos a algo más representativo e internacional que les permitiera ver si esto también pasaba en el resto del mundo, publica el portal Vix.

Según el sitio web del popular software de aprendizaje de idiomas Rosetta Stone, el amor y los apodos de animalitos son una cuestión mundial: las parejas de franceses suelen decir mon petit chou cuyo significado es “mi pequeño repollo”, los rusos dicen vishenka que en nuestra lengua significa cereza, mientras que en España y México dicen “media naranja”, que se refiere a que la otra persona es tu complemento.

Una encuesta realizada por la BBC Mundo sobre el tema descubrió que en lugares como Tailandia y Arabia las parejas suelen llamarse con términos como chang noi que en español significa elefante pequeño y ghazal que significa gacela.