Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Salud

AHF y su labor ardua en contra del VIH en Panamá

La coordinadora de país de AIDS Healthcare Foundation (AHF) Panamá, Natasha Dormoi, comparte los detalles de su labor y recuerda la importancia de la educación sexual integral como herramienta para la prevención. Además, aclara los mitos con relación a este tema. Hoy AHF Panamá realizará diversas actividades con motivo del Día Internacional de la lucha contra el Sida

AHF y su labor ardua en contra del VIH en Panamá
AHF y su labor ardua en contra del VIH en Panamá

“Con todo el desarrollo que ha habido en estos 40 años, hoy no se justifica que una persona muera del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), en la actualidad, se considera una enfermedad crónica casi como una diabetes o hipertensión que se controla, entonces ahí está la importancia de hacerse la prueba para saber si se tiene o no el VIH, y si se tiene no pasa nada; se recibe el tratamiento y la persona se mantiene adherente hasta que se descubra una cura”, expresa la coordinadora de país de AIDS Healthcare Foundation (AHF) Panamá, Natasha Dormui, quien invita a la sociedad a empezar a hablar del VIH con mayor naturalidad para perder el miedo y alejar el rechazo que se tiene actualmente.

Con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Sida, Dormoi cuenta los detalles de la labor que realiza AHF, una oenegé internacional que trabaja en 43 países colaborando con los Estados en la respuesta nacional ante el VIH. “Estamos en Panamá desde finales de 2018 trabajando con el gobierno, con el programa nacional de VIH sida y demás actores y aliados que dan respuesta a este tema mediante diversas acciones de prevención y detección del VIH, su vinculación al tratamiento y la efectuación de este”.

AHF abrió en Panamá hace tres años, con la primera colaboración que hoy mantiene junto con la clínica de tratamiento antirretroviral de Colón; desde ahí AHF apoya al centro de salud, a la clínica, al personal que atiende a los pacientes con VIH para lograr una mejor calidad de atención; es decir, que ofrece apoyo a los pacientes con el objetivo de que las personas con VIH se mantengan en control, un aspecto importante para la condición.

AHF trabaja con base en cinco pilares: el primero es el de la prevención, y en este marco realizan una labor educativa e informan a la población, promueven el uso del preservativo como principal herramienta para protegerse de una infección de transmisión sexual (ETS) y del VIH. Luego le sigue el pilar de la detección oportuna, que forma parte de uno de sus programas más robustos. “La idea es promover y ofrecer las pruebas rápidas de VIH; eso lo hacemos en nuestro centro ubicado en ciudad de Panamá y también lo efectuamos en las comunidades. Salimos en jornadas comunitarias para ofrecer la prueba rápida de VIH, que de paso es una herramienta que en pocos minutos te permite conocer el estado serológico frente al VIH”.

AHF y su labor ardua en contra del VIH en Panamá
AHF Panamá empezó su labor en el país en el año 2018.Esdras Jaimes | La Estrella de Panamá

En la lista le sigue el programa de vinculación; en los casos en que la persona resulta con un diagnóstico positivo de VIH, desde la fundación le brindan el apoyo para vincular al paciente a una clínica de tratamiento antirretroviral. “En el país existen 21 clínicas de tratamiento antirretroviral del Ministerio de Salud (Minsa) y de la Caja de Seguro Social (CSS). Ahí las personas reciben la atención integral que requieren y tratamiento gratuito. En Panamá por ley el tratamiento es universal y no tiene costo”.

En cuanto a sus dos últimos pilares, ambos están relacionados con la adherencia al tratamiento, “un factor primordial” ya que es una forma de controlar la carga viral.

De acuerdo con Dormoi “si la persona logra la supresión viral, el paciente se torna intransmisible e indetectable, pero al final lo que se busca es la retención en el tratamiento por el resto de su vida. Si bien no hay una cura, sí hay un tratamiento que es altamente efectivo”.

Desafíos actuales

Dormoi señala que desde los inicios de la pandemia del VIH y tras tener conocimiento sobre las formas de transmisión, se empezaron a reforzar puntos como la educación y la prevención; sin embargo, han pasado 40 años y la lucha sigue. “Creo que la falta de información influye y es ahí donde toma mayor importancia la educación sexual integral en las escuelas que, afortunadamente, luego de muchísimo tiempo con ese pendiente, ahora Panamá tiene unas guías de educación sexual que aún desconozco, pero espero que sea una herramienta adecuada para los diferentes niveles de crecimiento y desarrollo educativo de los estudiantes para que tengan la información y no solo puedan protegerse del VIH, sino del resto de las situaciones que tienen que ver con la sexualidad”.

En ese sentido, en materia de prevención del VIH manifiesta que la educación no es “únicamente para los estudiantes” ya que en la sociedad en general “se necesita más información”, por ejemplo, en el caso del VIH reforzar el conocimiento concreto de qué es, cuál es la diferencia entre VIH y sida, cómo se transmite y cómo no se transmite, además de cómo protegerse. “Creo que ese es el tipo de información que la ciudadanía debe manejar para ir suprimiendo esos tabúes y conceptos erróneos con relación al tema, y así erradicar los estigmas y la discriminación”.

En cuanto al panorama general del VIH en Panamá, según cifras oficiales del Minsa y del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) se estima que en Panamá, en 2020 vivían 31,000 personas con VIH, de las cuales 19,000 conocen su diagnóstico, es decir que se han realizado su prueba y saben que tienen el virus, pero el resto (12,000) no se ha realizado el test.

Para Dormoi, este aspecto dificulta que la persona acceda a tratamiento y pueda protegerse a sí misma y a su pareja. “Recordemos que la principal transmisión del VIH se da por medio de las relaciones sexuales, entonces es muy importante conocer el estado serológico frente al virus”.

“La idea es promover y ofrecer las pruebas rápidas de VIH; eso lo hacemos en nuestro centro ubicado en ciudad de Panamá y también lo efectuamos en las comunidades. Salimos en jornadas comunitarias para ofrecer la prueba rápida de VIH que, de paso, es una herramienta que en pocos minutos te permite conocer el estado serológico frente al VIH” NATASHA DORMOI, COORDINADORA DE PAÍS DE AHF PANAMÁ

Agrega que de esos 19,000 hay un porcentaje menor que está recibiendo tratamiento antirretroviral. “Aquí hay otra brecha entre la persona que conoce su estatus y el acceso a tratamiento”, dice, y añade que es ahí donde el programa de vinculación de AHF brinda soporte, ya que una vez que la persona es diagnosticada, le explican lo que implica vivir con VIH y le indican la ubicación de las clínicas de tratamiento antirretroviral. “Nosotros podemos ayudar a ingresarlos a las clínicas. También les señalamos la importancia de que tomen sus medicamentos para que bajen la carga viral y llevar una vida completamente normal y sana”.

Lo cierto es que, pese a la labor ardua a través de campañas de concienciación hacia la población, “aún persisten los estigmas contra el VIH en los distintos espacios sociales”, y en el caso del campo laboral, Dormua explica que por ley “ningún empleador puede exigirle a un trabajador una prueba de VIH” ya que la prueba debe ser voluntaria, confidencial y segura en ese sentido.

“La Ley 40 que regula todo el abordaje y respuesta del VIH lo prohíbe. En caso de que esto ocurra, se debe poner la denuncia. Todavía los mecanismos no están bien establecidos, la ley no ha sido reglamentada y tiene brechas; por ejemplo, a la hora de establecer las denuncias, muchas de las personas no tienen dinero para pagar un abogado, es costoso, pero definitivamente está establecido en la ley que está prohibido exigir una prueba de VIH y también despedir a un colaborador que sea VIH positivo”, arguye.

Desde AHF, la coordinadora de país revela que el grupo etario más afectado con el VIH en Panamá está entre los 25 y los 49 años, “Eso significa que las personas lo están adquiriendo porque el VIH toma un tiempo para que el organismo desarrolle los anticuerpos y para que se manifiesten los síntomas de la enfermedad”, y a su vez aclara que “todo comienza desde el inicio de las relaciones sexuales, porque si no se utiliza el preservativo, la persona se expone a contraer el virus. En nuestro centro estamos viendo una incidencia en el grupo etario que ya mencioné” .

Para Dormoi, un aspecto fundamental “es combatir los mitos que persisten en la actualidad en torno al VIH”; por ejemplo, que se crea que se contagia por medio de la saliva o el sudor, por mosquitos o contacto social, o por utilizar el mismo inodoro “nada de eso es verdad” y manifiesta que al no tener la información real “aumenta en la sociedad el rechazo y el miedo hacia esta condición”.

En ese contexto aclara que el VIH solo se transmite mediante tres vías, que son: las relaciones sexuales, intercambio de fluidos vaginales o anales, transfusiones de sangre o contaminación de objetos punzo cortantes o también mediante la transmisión materno infantil, es decir de una madre al feto durante el embarazo, el parto o el periodo de lactancia materna.

Más actividades desde AHF

Hoy AHF Panamá realizará un acto simbólico en el Minsa, en el que enterrarán una cápsula del tiempo del VIH. “Todos los actores y aliados que damos respuesta a este tema, vamos a depositar en una caja cualquier insumo que identifique los logros y los pendientes en la lucha contra el VIH. La idea es que en 2030 –que se cumple el plazo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las metas de Onusida– abramos de nuevo la caja para ver dónde estamos, nueve años después”.

Durante la tarde acudirán a la plaza 5 de mayo a conmemorar el Día Internacional de la Lucha contra el Sida con una 'Pruebatón' con todos los aliados, que son en total nueve organizaciones, donde tendrán tarimas con actividades informativas y de entretenimiento.

Para continuar en la lucha contra esta condición, Dormua invita a la población a acudir al centro de AHF. “Tenemos el centro de pruebas rápidas de VIH en la avenida Perú, diagonal al hotel Costa Inn, y las pruebas son gratuitas, confidenciales y seguras”.

En cuanto al trato y al apoyo que le dan al paciente, apunta que una vez que la persona acude a AHF para realizarse la prueba, inician el proceso de preconsejería, donde capacitan al individuo y le explican todo acerca del VIH, en qué consiste la prueba y qué significa un resultado negativo o positivo. Luego de eso, la persona debe firmar un consentimiento informado debido a que la prueba debe ser voluntaria, no puede ser obligada, y en cuestión de 15 minutos dan los resultados acompañados de una postconsejería.

En caso de que el resultado sea negativo, el personal de AHF refuerza las medidas de prevención, y si resulta positivo, brindan información sobre los tratamientos “altamente efectivos” y le ayudan al paciente a buscar una clínica. También reparten lubricantes y preservativos gratuitos. “Pueden hacer su cita a través de https://pruebas panama.org/ y del teléfono 67677427”.

Respecto a los planes de AHF para 2022, Dormoi expone que seguirán concentrados en la oferta de la prueba rápida de VIH, tanto en su centro como en las comunidades. “Desde nuestras plataformas siempre estamos publicando los lugares donde vamos a estar, y queremos seguir ampliando nuestra colaboración con las clínicas de tratamiento antirretroviral. Actualmente, estamos en la clínica de VIH de Colón y de Veraguas, tenemos planes de colaborar con la clínica de la CSS que atiende un volumen de pacientes bastante alto, y a medida que podamos extender nuestras operaciones en el país, lo haremos, para contribuir en esta importante labor”.