Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Tecnología

A un paso de los robots soldados

PANAMÁ. Petman es capaz de mover, articular y caminar como un ser humano real, sin ningún tipo de apoyo para mantenerse equilibrado y er...

PANAMÁ. Petman es capaz de mover, articular y caminar como un ser humano real, sin ningún tipo de apoyo para mantenerse equilibrado y erguido.

El robot humanoide, creado por Boston Dynamics, podría ser el primer paso al origen de los robots-soldado. Sus fabricantes, una empresa de vanguardia en el campo de la robótica, en el 2009 solo presentó la parte inferior del robot, con sus piernas en acción, y ahora innova al mostrarlo perfeccionado. Petman se puede ver en video a través de YouTube. Esta es quizás, la primera vez que un robot humanoide de tamaño completo realiza los movimientos más fieles a la vida humana, publica el sitio www.chw.net

(Ver video en Link: Boston Dynamics creates Petman, a robotic humanoid (vr-zone.com).

CASI HUMANO

Lo novedoso es que Petman es el primer robot que tiene características idénticas a una persona. El robot, además de tener el tamaño de un humano, suda mientras camina, gatea o hace ejercicios de gimnasia.

‘El robot no solamente debía desplazarse de forma ‘real’, sino que también debía simular otros aspectos como el sudor y la respiración. Petman se equilibra a medida que camina, se pone en cuclillas y hace ejercicios simples. El robot emula la fisiología humana mediante el control de temperatura, la humedad y el sudor, simulando el uso de la ropa mientras se está en movimiento o realizando algún tipo de ejercicio físico, condiciones necesarias para probar de manera realista la prueba’, detalla un artículo del portal alt1040.com.

LA MISIÓN

A pesar de sus impresionantes capacidades, el robot no fue creado para andar entre los humanos, sino para probar la durabilidad de la ropa de seguridad industrial, en especial aquellos trajes utilizados en ambientes peligrosos. La prueba consiste en que mientras camina o hace ejercicio, el robot someterá a prueba la durabilidad de la ropa de protección química, para asegurarse de que resiste el desgaste con el uso continuo. Petman caminaría con el traje puesto por largos periodos, sometiendo la ropa a una amplia gama de movimientos ‘humanos’ que causen tensión en la tela.

DESARROLLO

Para ser lo más realista posible, a Petman se le instaló un sistema electrónico que le permite regular su temperatura corporal, tal y como lo haría un ser humano. Tiene la capacidad de transpirar y exponer el traje a la humedad desde el interior. A Petman también se le instaló sensores que detectan las sustancias químicas que pudieren ingresar al interior del traje.

Para sus creadores, el desafío más grande fue instalar todos los componentes necesarios en un tamaño ‘humanoide’ y hasta ahora han alcanzado un peso de 80 kilogramos con una altura de 1.75 metros. La siguiente fase involucrará instalar una cabeza con un cuello articulado, algo de vital importancia para probar los trajes en cuestión.

Después de 13 meses de diseño y 17 meses de construcción, el dispositivo está plenamente funcional y, prácticamente, listo para ser entregado al Ejército de Estados Unidos.