Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Tecnología

Costa Rica lanzará satélite espacial para medir capacitaciones de carbono

Será el primero puesto en órbita por un país centroamericano

Costa Rica lanzará en el 2016 su primer satélite espacial, diseñado para medir la captación de carbono en los bosques tropicales, anunció una entidad privada cuyo proyecto recibió este lunes el respaldo del gobierno mediante un decreto que lo declara "de interés público".

La Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y el Instituto Tecnolópico de Costa Rica (ITCR) son las dos entidades desarrolladoras del dispositivo, un picosatélite (de menos de un kilogramo de peso), que será el primero puesto en órbita por un país centroamericano.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, y el ministro de Ambiente y Telecomunicaciones, René Castro, firmaron el decreto que le da a la iniciativa el carácter de "interés público", lo que a juicio del presidente de ACAE, Carlos Alvarado, facilitará "de manera sustancial" el desarrollo del proyecto.

El satélite recopilará información diaria sobre la captura de carbono desde bases terrestres en el Parque Nacional Santa Rosa, en la norteña provincia de Guanacaste, y la retransmitirá a través de la red Genso de las Naciones Unidas hasta una estación en el ITCR, donde será procesada y analizada.

El proyecto se inserta en la estrategia de Costa Rica de lograr para el año 2021 la carbono neutralidad, que consiste en fijar la misma cantidad de carbono que se produce.

Uno de los aspectos importantes de este emprendimiento "es su potencial de replicación dentro y fuera del país; el sistema generaría la capacidad de cuantificar el impacto del cambio climático de manera efectiva, y así, de tomar acciones apropiadas para contrarrestarlo", señaló una declaración conjunta de ACAE y la Presidencia de Costa Rica.

El documento señala que "el lanzamiento de este picosatélite, previsto para el 2016, constituirá un hito de suma importancia para Costa Rica" porque "permitirá demostrar que el país tiene la capacidad de llevar a cabo exitosamente un proyecto espacial de alta complejidad en todas sus etapas".

En el proyecto participan varias entidades públicas y privadas costarricenses, así como la organización ecologista internacional Tropi-Dry y la Universidad Alberta de Canadá.

Además, cuenta con la asesoría de expertos de organismos especializados como la NASA, la Universidad de TU Delft (Holanda), y la empresa Astra Rocket, del físico y astronauta costarricense Franklin Chang.