22 de Feb de 2020

Tecnología

Algunas de las innovaciones más interesantes del 2015

Desde cómo crear un colmillo de rinoceronte con levadura, hasta lentes que corrigen el daltonismo

Se acerca el fin de año y empiezan los recuentos. La semana pasada, Tech Insider publicó una lista con las 40 innovaciones ‘más emocionantes' del 2015, a continuación mencionamos algunas de estas.

TECNOLOGÍA

Las contraseñas están en peligro de extinción. Windows Hello —una forma de ingresar a Windows 10— propone iniciar sesión con el rostro, huella digital u ojo. Con lo cual, el reconocimiento facial podría reemplazar las tediosas claves de letras, números y signos.

Yahoo, por su lado, deja que los usuarios se ‘logeen' con tan solo responder una pregunta. Y el portal menciona que, incluso en aquellos sitios donde las solicitan, muchos usuarios optan por aplicaciones de gestión de contraseñas como 1Password.

Este año también se lanzó una pantalla táctil en tres dimensiones. Apple logró con su iPhone 6S una pantalla sensible a la presión, desencadenando aplicaciones como aquellas para medir el peso de objetos pequeños. Una característica que los programadores ya incorporan en nuevas aplicaciones.

TechInsider señala en el mismo artículo a WeChat como ‘la app china que lo puede hacer todo' de este año. Aunque su fuerte es la mensajería instantánea, hasta el momento ajusta 600 millones de usuarios puesto que les permite buscar un taxi, enviar dinero, jugar, monitorear sus ejercicios, ordenar comida, leer las noticias, comprar boletos para el cine y hasta programar citas con el médico, entre otras cosas.

Lo interesante de este fenómeno es que, según Connie Chan del blog de Andressen Horowitz , permite observar cómo los servicios que tradicionalmente se hacían desde una PC, han migrado a la inmediatez del teléfono.

La realidad virtual (RV) es otro territorio bien explorado. Prueba de ello es la mención de The Void, un parque temático virtual ‘totalmente inmersivo' en Utah (Estados Unidos) que se lanzó con ‘experiencia 5D': simulaciones de climas, vibraciones y sonidos. ¿Es este el futuro de los parques temáticos? Se plantean expertos en el campo.

Desfilan por la lista asimismo las cámaras incorporadas al uniforme de los policías —por ahora, en siete estados de EE.UU.— en medio de un abanico de controversias con la autoridad; la potente actualización de Google Translate que promete romper las barreras de la lengua: con solo apuntar un letrero en un idioma foráneo, la app lo traduce directo en la imagen; y la computadora de $9, un chip de la compañía Next Thing que solo hay que conectar a un teclado y una pantalla para que opere con normalidad.

SALUD

Algas que detienen el sangrado. Vetigel es un compuesto a base de estas plantas, capaz de detener el flujo sanguíneo de una herida en 12 segundos. Por ahora, se suple en veterinarias, y luego de unos experimentos será aplicado a humanos.

Este año, igualmente, Esketamine —un producto de Johnson and Johnson— superó la segunda fase de prueba. Se trata de un antidepresivo en espray nasal que imita los efectos de la del fármaco antidepresivo ketamina, sin sus graves efectos secundarios, y actúa con mayor velocidad. De pasar la tercera fase, el producto saldría al mercado en 2018; mientras que, el medicamento intravenoso Rapastinel —que tiene propiedades curativas similares—, está entrando a esta misma fase y podría salir a la venta en 2020.

La inteligencia artificial también llega a los consultorios. Esta vez, Watson, la computadora con inteligencia artificial de IBM, ayudará a especialistas a detectar movimientos en imágenes de resonancias magnéticas, ecocardiogramas y tomografías, que se producen en tan breves lapsos que el ojo humano no los percibe. Con ayuda de algoritmos, permite comparar la información de un paciente con la de otro y detectar anomalías.

Este año, también se hicieron medicinas con una impresora. A mitad del 2015, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), aprobó la primera prescripción de medicina impresa en tres dimensiones, Spritam. Una innovación que podría darle un giro considerable a la industria farmacéutica. Principalmente, porque esta tecnología permite crear drogas porosas —que se disuelven fácilmente, perfecta para personas que están teniendo un ataque epiléptico— a menor costo de producción.

En este mismo encontramos el proyecto de Bill Gates que transforma los desechos fecales humanos en agua potable. Un invento que no solo mejoraría la salud de países con difícil acceso a este recurso, sino que podría revolucionar la economía de países emergentes, puesto que permite convertir 14 toneladas de aguas residuales en electricidad y agua bebible diaria para toda una compañía en Dakar, Senegal, donde ha sido probado.

Finalmente, el 2015 le significó a EnChroma una venta de más de 12 mil ejemplares de su creación: lentes para personas daltónicas. Las gafas funcionan bloqueando regiones específicas del espectro luminoso, ajustando las bandas que pertenecen a los colores rojos, verdes y azules, según mencionó Andy Schmeder, miembro de la compañía, al portal web.

CIENCIA

La modificación genética de mosquitos es ahora una realidad. La compañía Oxitec es la primera en hacer esto posible para combatir dos virus dolorosos producto de estos insectos: dengue y chikungunya. El proceso consiste en criar mosquitos machos genéticamente modificados para esterilizar a las hembras, que a diferencia de los primeros son las que succionan sangre. Panamá es uno de los países donde estos mosquitos han sido liberados.

La caza indiscriminada de rinocerontes —cuyos cuernos están valorizados a 60,000 dólares el kilo— también podría llegar a su fin. El startup de biotecnología Pembient descubrió cómo crear los cuernos utilizando células de levadura para crear la queratina exacta que los compone, y combinados al ADN del animal forman la tinta de una impresora 3D.

El espacio también ha sido motivo de innovación con la de la llegada a la órbita de Marte de la sonda construida en India. No tanto por la tecnología aplicada sino por la optimización de recursos que le permitió crear el dispositivo por 74 millones de dólares: diez veces más barato que la misión estadounidense ($671 millones).

Se asoman en esta rama también los satélites de la compañía Spire, que prometen no solo monitorear y dar datos sobre el clima, sino también ‘oír la tierra' usando radios GPS para percibir temperatura, presión y datos de humedad, de gran utilidad para los meteorólogos; el método de la compañía Sunburst Sensors para medir el nivel de acidez de los océanos, uno de los principales estragos en la lucha contra el cambio climático; la construcción del ‘edificio pasivo' más grande y alto, diseñado por Handel Architects en Nueva York. Aunque, que ahorrará 882 toneladas de C02 cada año; y Aquila, el avión de fibra de carbono aliado de Facebook, que promete darle internet al planeta vía láser volando durante 90 días seguidos a una altitud arriba del tráfico comercial aéreo y resistente a los patrones del clima.