22 de Feb de 2020

Tecnología

China inicia última fase del radiotelescopio

Este tipo de instalación, a diferencia de los telescopios ópticos, no observa el espacio a través de la luz visible

La construcción del mayor radiotelescopio del mundo, que se ubicará en el sur de China y se espera que empiece a funcionar en septiembre del año que viene, ha entrado este fin de semana en su última fase, según publicó ayer el diario oficial China Daily .

Este tipo de instalación, a diferencia de los telescopios ópticos, no observa el espacio a través de la luz visible, sino que opera en otra frecuencia del espectro electromagnético que le permite detectar las radiaciones que emiten los cuerpos celestes. Cuando esté terminado, el radiotelescopio chino, con un reflector de 500 metros de diámetro y 1,6 kilómetros de perímetro, superará al Observatorio Arecibo de Puerto Rico, con un reflector de 300 metros, como el mayor telescopio de esta clase del mundo.

El radiotelescopio, llamado FAST (siglas en inglés de Telescopio Esférico de Apertura de 500 metros), se encuentra en un valle de la provincia china de Guizhou (sur), en una zona alejada de los núcleos urbanos para evitar interferencias. El observatorio contará con un reflector con 4,450 paneles.