Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Tecnología

Los videojuegos, una ventana al empleo juvenil

Desde hace más de dos décadas, los deportes electrónicos o 'e-sports' son herramientas de socialización entre los más jóvenes. Con el tiempo también se han convertido en una fuente de ingresos

.

Para las nuevas generaciones (años 90 en adelante), los videojuegos se han convertido en un pasatiempo, una manera de compartir con los amigos e incluso un plan de sustento a futuro, dada la aparición de torneos y competencias en el ámbito internacional con significativas recompensas monetarias.

Panamá no escapa de esta realidad y hoy busca posicionarse en la región como sede para el desarrollo de torneos de videojuegos.

Personajes icónicos como los hermanos Mario y Luigi (Mario Bros., 1983), Link (La Leyenda de Zelda, 1987), y los nuevos famosos como Tracer (Overwatch, 2016), Kratos (God of War, 2005) y Geralt de Rivia (The Witcher, 2007), han sido el rostro de la nostalgia y crecimiento de muchos adolescentes y adultos jóvenes en la actualidad, razón por la cual estas series de videojuegos han creado un colectivo imaginario de gran importancia en la cultura popular mundial.

  • Los_videojuegos_una_ventana_al_empleo_juvenil-1
    .
  • Los_videojuegos_una_ventana_al_empleo_juvenil-0
    .

En Panamá, ser jugador de e-sports (deportes electrónicos) no había sido una opción de ingreso económico real hasta hace una década, cuando los torneos digitales y convenciones de ligas juveniles atrajeron a este sector de la población de manera impactante, abriendo oportunidades para el desarrollo tecnológico nacional.

Torneos y eventos como Game On!, que tuvo lugar el pasado 26 y 27 de octubre, o el Yoytec Gamer Fest, realizado el 5 de octubre, permiten a la comunidad joven tener espacios de entrenamiento, conocimiento y socialización con programadores, desarrolladores, otros competidores y altos ejecutivos de empresas privadas vinculadas a los videojuegos internacionalmente.

Los inicios

En 1972 la comunidad gamer (jugadores de videojuegos) tuvo su primer acercamiento a lo que sería una competencia de alto nivel contra miles de jugadores de Estados Unidos. En la invitación difundida en la Universidad de Stanford, en California se leía: “La primera Olimpiada Intergaláctica de Spacewar! tendrá lugar aquí, el miércoles 19 de octubre, con una duración aproximada de 2,000 horas. El primer premio será un año de suscripción a la revista Rolling Stone. El evento será documentado por el reportero de Stone Sports, Stewart Brand, y fotografiado por Annie Liebovitz. ¡Cerveza gratis!”.

Ese día, más de 10 mil estudiantes de todo el país norteamericano se reunieron en la Universidad de Stanford dispuestos a participar en un torneo de Spacerwar!, uno de los primeros videojuegos de la historia. El Space Invaders Championship fue, de alguna manera, el primer torneo de gran impacto en la historia, dando el primer paso a demostrar que la competitividad de los videojuegos tomaba relevancia en el colectivo juvenil.

Han aparecido y desaparecido torneos en el colectivo imaginario de los e-sports, pero desde los míticos de Quake, y el torneo de Red Anihilation (1997) hasta la Major League Gaming (2002) o la Electronic Sports League (2000), las expectativas han aumentado y los competidores alcanzan los cientos de miles por cada evento internacional presencial o en la red.

“Tras la firma del plan 'Panamá Hub de eSports', el pasado mes de septiembre, por parte de la vicealcaldesa capitalina Judy Meana, y la 'gamer' profesional Diana Espinosa, se abrió una nueva oportunidad para este ámbito cultural”

Game On! es uno de los torneos recientes más completos de 'e-sports' en Panamá.Refugio507

Un pasatiempo convertido en profesión

Muchas veces se dice que “no se puede vivir de jugar videojuegos”, pero los más de 300 millones de jugadores profesionales alrededor del mundo pueden diferir con respecto a dicha frase, ya que el auge del profesionalismo y apoyo del sector privado, en los diversos eventos de competencia han realizado contribuciones laborales y económicas de impacto en la comunidad gamer.

Tras la firma del plan 'Panamá Hub de eSports', el pasado mes de septiembre, por parte de la vicealcaldesa capitalina Judy Meana, y la gamer profesional Diana Espinosa, se abrió una nueva oportunidad para este ámbito cultural. “Proyectándonos como país hub para e-sports, sede para el desarrollo de torneos, impulsando el turismo en nuestro país, apoyando a nuestros jugadores panameños a subir su nivel, desarrollando eventos gamers y abriendo camino para estudios en carreras de videojuegos”, expresó Espinosa, en sus redes sociales.

Para Michelle Centella, gamer profesional del grupo Valkyries, grupo panameño conformado únicamente por mujeres, la principal dificultad para dedicarse a los e-sports es que “en Panamá las personas no apoyan esta clase de deportes porque no lo consideran uno y es necesario tener todos los elementos técnicos para poder convertirte en un buen jugador o streamer”.

Dentro de las competencias más importantes del mundo se encuentran reglas y normativas muy estructuradas que hacen que los videojuegos se acerquen a la experiencia de realizar un deporte. Las Valkyries es solo una de las agrupaciones profesionales en el país que cumplen las normativas internacionales.

“Estamos haciendo lo posible para poder considerar nuestro equipo como un empleo estable, ya que es algo que nos gusta y queremos que esto funcione”, comentó la gamer. “Realizamos streams en twitch, una plataforma que te genera ingresos luego de tener cierta cantidad de seguidores, así mismo nos afiliamos a Epic Games para obtener nuestro código de creador y poder generar mayores ingresos para cada una”.

Según estimaciones de la compañía especialista Newzoo, la industria de e-sports crecerá en un 38% para 2020; es decir, una generación de ganancias de hasta $905.6 millones mundialmente, y para este mismo año, se alcanzarán más de 380 millones de personas para dar un crecimiento general de $1.4 billones.

“Panamá necesita apoyar más a sus jugadores de e-sports ya sea económicamente o con la tecnología necesaria para profesionales”, expresó Centella. “El crecimiento de esta área es obstaculizado por el hecho de que a la mayoría de las personas no les interesa este tipo de temas porque no existe una cultura gamer como tal”, aseguró.

Aunque Panamá se encuentra en el ranking de la compañía Newzoo, de los 100 mejores países con ingresos globales en videojuegos, la formación universitaria para el desarrollo de e-sports es escasa y limitada. “Un videojuego no se desarrolla con una o dos personas, es un trabajo de equipo. Es necesario saber desarrollar un buen guión, diseñar, programar, crear la música, entender los canales de venta y distribución”, explicó María De Lourdes Barrios, directora de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en Panamá, a Ciudad del Saber. “Por eso es tan importante contar con un espacio de formación que permita conocer todas las aristas y hacer frente a la complejidad del sector”, anotó.

Con la evolución de las plazas de empleo a nivel mundial y los firmes pasos del universo gamer, Panamá tiene enfrente una ventana de oportunidades educativas y económicas que podrían resultar en beneficio de la población más joven.