Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Tecnología

La china Oppo apuesta por lo prémium para diferenciarse en el mercado europeo

Para tener éxito, una de las claves será reforzar las relaciones con los operadores locales, como la española Telefónica

Oppo
Un visitante en el stand de la empresa china Oppo en el Congreso Mundial de Móviles, (MWC, en sus siglas en inglés), en Barcelona.EFE

La tecnológica china Oppo, quinto mayor vendedor de teléfonos inteligentes según la consultora IDC, apuesta por un segmento más prémium para diferenciarse en los mercados europeos en los que está presente, que son un paso clave en la estrategia de internacionalización de la marca.

Durante un encuentro con medios internacionales en la sede central de la compañía, en Shenzhen (sudeste de China), la directora de mercadotecnia de Oppo para Europa Occidental, Nicole Wang, aseguró que el objetivo es que los compradores europeos la perciban como una marca de "nivel medio o alto", segmentos en los que la tecnológica todavía detecta margen de crecimiento.

"Queremos ser tan exitosos como en Asia. Ser una marca que esté verdaderamente entre las cinco principales en Europa, no solo en el ámbito comercial sino también en popularidad entre los consumidores", apuntó la directora de mercadotecnia para Europa Occidental de Oppo, Nicole Wang.

La reciente apuesta por Europa, donde están presentes en países como Reino Unido, Francia o España, viene después de -según datos aportados por la empresa- haberse consolidado como marca número uno en Indonesia y Filipinas y segunda en China, Malasia, Tailandia y Vietnam.

Según IDC, en el tercer trimestre de 2019 Oppo se situó como quinto mayor vendedor de teléfonos inteligentes del mundo, con una cuota de mercado del 8,7 %, muy cerca de una de sus rivales chinas, Xiaomi.

A los mercados europeos han llegado bastante más tarde que otras marcas chinas que ya son ampliamente conocidas, por lo que el vicepresidente Alen Wu, encargado de mercados internacionales, es consciente de que la consolidación en esos países será "un largo viaje" en el que Oppo necesitará "mucha paciencia".

Para tener éxito, una de las claves será reforzar las relaciones con los operadores locales, como la española Telefónica.

Eso sí, la aventura europea se desarrollará sin prisa pero sin pausa: está previsto que este próximo año también llegue a Bélgica, Alemania y Portugal.

Y es que 2020 será un año clave para la evolución de Oppo, ya que también marcará el inicio del desembarco en Latinoamérica, con México como campo de pruebas a partir del primer trimestre.

Para ello, la apuesta es diversificar productos: "El mensaje importante que queremos hacer entender es que en el pasado Oppo era solo un fabricante de teléfonos inteligentes, pero a partir de ahora ya no es solo eso", avanza Wu.

Durante el primer trimestre de 2020 la tecnológica irá desvelando nuevos productos como relojes y auriculares inteligentes o gafas de realidad aumentada.

De cara al futuro, Wu tampoco pierde de vista el mercado estadounidense: "Es demasiado atractivo como para que lo pasemos por alto, pero antes tenemos que mejorar nuestras capacidades. Es el mercado más difícil del mundo".

YA INMERSOS EN EL DESARROLLO DEL 6G

Tan solo unos días después de que comenzase el uso comercial de las redes de quinta generación (5G) en noviembre, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China dio el pistoletazo de salida oficial a la investigación del 6G, que Pekín espera tener preparado hacia 2030.

Oppo presume de ser la pionera en comercializar un móvil 5G en Europa, pero ¿será también de las primeras en alcanzar el 6G? Wang Da, ingeniero sénior de I+D, revela que ya hay instalaciones dedicadas a esas redes, aunque todavía se encuentran "en fase de investigación".

"La tecnología 5G todavía se está desarrollando y no está del todo madura", recuerda el trabajador, que prefiere mantener los pies en la tierra, al igual que el científico jefe para el 5G de Oppo, Henry Tang, que prefiere rebajar las expectativas al asegurar que el 6G "solo es un nombre" y que por ahora solo es "importante en el ámbito académico".

El fundador y presidente de Oppo, Tony Chen -quien pronunció la semana pasada su primer discurso público en seis años-, anunció que la inversión en I+D de la tecnológica se multiplicará por cinco durante los próximos tres años hasta los 50.000 millones de yuanes (7.143 millones de dólares, 6.415 millones de euros).