Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Tecnología

Guna Yala, ahora más comunicada con señal móvil e Internet

Por sus características geográficas, se instaló en cada sitio un sistema de energía híbrida-fotovoltaica que a través de paneles solares garantiza la totalidad de la demanda requerida para su funcionamiento las 24 horas del día

Las cálidas aguas de la comarca Guna Yala es uno de los atractivos para visitantes y turistas.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

El reloj marcaba las 9:05 a.m. y el sol estaba en su punto, un calorcito que se combina con su gente que dio la bienvenida en su dialecto con una extendida sonrisa. Llegamos a la isla de Muladup, en Guna Yala.

Muladub es una de las más de 300 islas de la comarca que están habitadas. En la isla hay dos comunidades, Sasardí Nuevo y Muladup, con una población de mil habitantes, según su cacique Reginfo Navas Revilla.

La mayoría de los adultos hablan muy poco el español y cuando llegan, los turistas se apoyan con los jóvenes de la isla que dominan el idioma y son más “despiertos”. Es como un trabajo en conjunto, porque los adultos conocen más de su cultura e historia, en cambio si se aborda a un joven ellos no conocen mucho el tema, ya que salen de la isla para estudiar y regresan a vacacionar.

La comarca Guna Yala es una de las que más ha desarrollado el turismo ecológico y de aventuras. Sus habitantes se enfocan mucho en proteger la naturaleza y los padres van inculcando ese pensamiento en sus críos desde corta edad. Tanto así que con un niño puedes tener una plática amena sobre el cuidado de las playas y los animales.

La comarca está conectada a la red y brindará acceso a recursos tecnológicos.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

Aunque en la isla existe un centro educativo, muchos migran a otros poblados para tener una mejor educación y con más oportunidades de especializarse, comentan los jóvenes.

Al mantenerse fuera de la comarca, la comunicación con sus familiares era más complicada, a pesar de tener una señal móvil, esta no cubría todas las islas. Solo había en dos corregimientos, pero ahora, con el ingreso de la tecnología, eso quedará en el pasado.

Conectividad

Recientemente se inauguró la conectividad a la telefonía móvil e Internet abarcando los cuatro corregimientos de la comarca: Aligandí, Narganá, Puerto Obaldía y Tubuala.

La comunidad de Muladup es una de las que no estaba conectada. Ahora con este nuevo proyecto, las personas podrán navegar en internet desde sus móviles en cualquier punto de la isla, cuentan los aborígenes, quienes anteriormente para conseguir señal y comunicarse con sus familiares tenían que buscar un punto para lograr una llamada y esta no era tan efectiva.

El presidente Laurentino Cortizo participó en la inauguración.Cedida

El proyecto, que tiene una inversión de $2.5 millones, se desarrolló en conjunto con la Autoridad para la Innovación Gubernamental y la empresa Millicom-Tigo, a través de su marca Movistar, beneficiando a más de 45 mil habitantes y 7 mil estudiantes.

Por las condiciones geográficas de la zona, se instaló en cada sitio un sistema de energía híbrida-fotovoltaica que a través de paneles solares garantiza el 100% de la demanda requerida para su funcionamiento 24 horas, los 365 días del año, reduciendo de esta forma la brecha digital que existe en el país.

“Esta inversión reafirma el compromiso de la empresa privada y del Gobierno en no darle la espalda a los pobres y extenderle las manos para el progreso; además, impactará en la calidad de vida y permitirá el avance del conocimiento, salud y seguridad pública”, destacó el presidente de la República, Laurentino Cortizo.

Guna Yala, ahora más comunicada con señal móvil e Internet

De acuerdo con Rodrigo Diehl, gerente general de Millicom en Panamá, con esta conectividad se amplían las oportunidades para el desarrollo en el área, donde no solo sus habitantes estarán comunicados con el resto del mundo y podrán conocer más de la cultura guna; es más “para las fiestas de fin de año si no tienen la oportunidad de viajar y estar con sus familiares, por lo menos podrán llamarlos y felicitarlos”.

Diehl no descarta que en los próximos años estarán trabajando para trasladar este proyecto a otras comarcas.

Para finiquitar el ambicioso proyecto, el Gobierno puso una porción para extender la infraestructura, mientras que la otra parte la aportó la empresa para darle la conectividad a cada isla y la tercera contribución es la de los pueblos indígenas al eximir el cobro de arrendamiento en cada sitio por cinco años. Una vez pase ese tiempo, se firmará un acuerdo para pagar el alquiler de cada sitio.

“Al final del día nosotros somos inversores, tenemos que ver cuáles son los pueblos que tienen mayores dificultades para ver la red vial y eléctrica, pero primero el Gobierno tiene que diseñar el plan”, indicó Eyda Chang, gerente de regulación de Millicom.

Para Navas Revilla, al ampliar la red en todos los corregimientos tienen la esperanza de desarrollar la comarca y abrir más el turismo en aquellas comunidades que no tenían comunicación. “Esto nos ayuda en los temas de salud y educación de nuestros niños, pero todo ese desarrollo depende de cada gobernante, si quiere abrir estas oportunidades en las áreas apartadas”, dijo el gobernante comarcal.

La antena que brinda la señal fue colocada en Muladup.

Centro de Salud de Muludup en la desidia

Falta de mantenimiento

A pesar de que halla llegado la tecnología en la comunidad de Muladup, su centro de Salud se encuentra en la desidia. Hay filtración cada vez que llueve y falta de medicamentos.

El cielo raso está cayéndose y tiene moho debido a la humedad. En el cuarto de depósito de medicamentos se empoza el agua cada vez que llueve y afecta las cajas de medicamentos que se encuentra en el suelo. 

Este Centro de Salud fue inaugurado en el 2013 y la titular de Salud, Rosario Turner admitió que durante todo ese tiempo no se le ha dado mantenimiento.

Turner adelantó que aprovecharán la época seca del próximo año para realizar las reparaciones y se comprometió en realizar nombramientos de personal médico, enfermería y laboratorista para el primer semestre de 2020.