Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Tecnología

Científicos argentinos diseñan dispositivo para cerrar heridas

Se trata de un parche autoadhesivo con mecanismo de cierre incorporado, que puede agilizar las cirugías, con importantes ahorros en materia de tiempo y costos

El parche autoadhesivo Inclode, con mecanismo de cierre incorporado, puede agilizar las cirugías, con importantes ahorros en tiempo y costos, y traer amplios beneficios a los pacientes, aseguran sus creadores.EFE

Un grupo de científicos argentinos ha marcado un nuevo comienzo en la industria de la salud, con la creación de un dispositivo cuya función es cerrar heridas sin la necesidad de efectuar una sutura.

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, se trata de un parche autoadhesivo con mecanismo de cierre incorporado, que puede agilizar las cirugías, con importantes ahorros en tiempo y costos, y traer amplios beneficios a los pacientes.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina subsidió el desarrollo del parche entre 2014 y 2019. El proyecto ganó un premio internacional de innovación y fue el motor para que sus creadores iniciaran una startup.

Diego Fridman y Pablo Luchetti, creadores del dispositivo médico Inclode.EFE

Pablo Luchetti, uno de los artífices de esta invención, explicó a EFE que “se destaca por sobre todas las técnicas, tanto invasivas como no invasivas, en que a diferencia de toda la tecnología vigente se coloca antes de realizar la incisión con el objeto de que el dispositivo adquiera la memoria de la piel intacta, antes de realizarse la incisión”.

Además, “almacena esta memoria en las propiedades mecánicas del dispositivo y al momento de cerrar la piel reproduce la posición exacta en todos los planos que ésta tenía antes de realizar la incisión”.

El dispositivo dispone de una lámina que se adhiere a la piel antes de iniciar la intervención quirúrgica. A través de la hendidura central, se realiza la incisión y su flexibilidad permite el trabajo de los cirujanos que, al momento de cerrar la herida, acoplan el cierre a presión formado por dos tiras flexibles bilaterales y lo enganchan entre sí para aproximar las bandas y afrontar de forma exacta los bordes de la herida, gracias a la memoria mecánica de la piel indemne que el dispositivo guardó previo a la incisión.

El parche, llamado Inclode, “cierra de manera estandarizada una incisión en muchísimo menor tiempo de lo que se realiza una sutura. En Estados Unidos el tiempo de quirófano ronda en entre 30 a 60 dólares el minuto y para una incisión de aproximadamente 10 centímetros Inclode estaría ahorrando alrededor de 10 minutos en el proceso de cierre de la incisión”, indicó Luchetti.

El dispositivo se retira entre 7 a 10 días posteriores a la operación, sin dificultades y podría hacerlo incluso el paciente, una vez que reciba la indicación médica, minimizando costos.