Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Tecnología

Huawei se opone a extensión de veto impuesto por Estados Unidos

Ante la situación, la empresa asiática manifestó su descontento y señaló mediante un comunicado de prensa que se opone a las medidas impuestas por el gobierno estadounidense

Huawei
Huawei.EFE

El pasado 13 de mayo la compañía china de productos tecnológicos, Huawei, recibió una extensión del veto impuesto por Estados Unidos, lo que significa que no podrá llegar a un acuerdo con Google y otras empresas estadounidenses. Ante la situación, la empresa asiática manifestó su descontento y señaló mediante un comunicado de prensa que “se opone categóricamente a las enmiendas hechas por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos en su norma de productos directos extranjeros que se dirigen específicamente a Huawei”.

Estados Unidos anunció una extensión del bloqueo a Huawei en materia de sus redes 5G. De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, Donald Trump firmó una orden ejecutiva en la que impide que empresas estadounidenses utilicen equipo de telecomunicaciones que representen un riesgo a la seguridad nacional.

La decisión impedirá que Huawei y ZTE puedan operar en Estados Unidos durante todo un año. Esta orden invoca la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que le da a Trump el poder para regular el comercio ante una emergencia nacional.

Un año después de que el gobierno de los Estados Unidos incluyó al gigante chino de tecnología, a la “Lista de entidades sin justificación”, la empresa china se ha mantenido comprometida a cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de los Estados Unidos, al mismo tiempo “que estamos cumpliendo con nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante contra viento y marea”, declaró la compañía en el comunicado.

Sin embargo, en su incesante búsqueda para reforzar la presión sobre “nuestra compañía, el gobierno de los Estados Unidos ha decidido proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas compañías y asociaciones de la industria”, mencionó la empresa en el documento.

Para la compañía, esta decisión fue arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria a nivel global. “La nueva norma afectará la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes que equivalen a cientos de miles de millones de dólares y que hemos implementado en más de 170 países”, señaló.

“De igual manera, afectará los servicios de comunicaciones para las más de tres mil millones de personas que usan nuestros productos y servicios en todo el mundo. Para atacar a una empresa líder de otro país, el gobierno de los Estados Unidos ha dado la espalda intencionalmente a los intereses de los clientes y consumidores de la compañía. Esto va en contra de la afirmación del gobierno estadounidense que está motivado por la seguridad de las redes”, subrayó.

Según detalló el comunicado, esta decisión del gobierno de los Estados Unidos no solo afecta a Huawei. Tendrá un grave impacto en una gran cantidad de industrias alrededor del mundo. Con el tiempo, esta situación dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y la pérdida dentro de estos sectores.

“Estados Unidos está aprovechando sus propias fortalezas tecnológicas para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá para disminuir la confianza que las compañías internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro de los Estados Unidos, ocasionando daños a los intereses de ese país”, puntualizó la compañía asiática.

Añadió que está llevando a cabo un análisis exhaustivo de esta nueva norma y harán todo lo posible para buscar una solución. “Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta decisión, la cual consideramos completamente discriminatoria”, concluyó.

¿De qué se le acusa?

Huawei es la empresa más perjudicada en la guerra comercial con Estados Unidos. Los supuestos subsidios del gobierno de Xi Jinping provocaron la ira de Donald Trump en mayo de 2019. A Huawei se le acusa de recibir ayudas de hasta $82.000 millones, algo que la tecnológica rechaza tajantemente.

Tanto es la furia de Estados Unidos ha ido más lejos al amenazar a España y otros países europeos con dejar de compartir inteligencia si permiten las redes 5G de Huawei. Trump se opone a que los países abran sus redes a los fabricantes chinos ya que representan un riesgo a la seguridad nacional, según reportó Reuters.