30 de Nov de 2022

Tecnología

Elon Musk y Starlink, una puerta hacia la conectividad global

El creador de SpaceX y Tesla se adentra una vez más al ámbito de la innovación tecnológica con Starlink, una herramienta que tiene la misión de dar mayor velocidad de internet con más de mil satélites

Para el multimillonario y emprendedor estadounidense Elon Musk, el espacio es un territorio que merece ser explorado a profundidad y que posee una amplia materia de investigación, por lo que ha dedicado gran parte de su carrera actual a innovar en el ámbito tecnológico y de telecomunicaciones, tal como en su nuevo proyecto Starlink, una herramienta que busca ser la proveedora pionera de alta velocidad de internet de forma global a través de satélites espaciales.

Musk anunció que para 2022 Starlink aumentará la velocidad de internet a 300Mbps.SpaceX

Starlink se encuentra en rápido progreso después de varios años de preparación, desarrollo e inversión por parte de Musk y la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) la cual aseguró fondos de inversión para el proyecto valorados en $885 millones en 2020. En enero de 2021, tras tres años de lanzamientos exitosos, Starlink logró enviar mil satélites a la órbita de la Tierra, y en febrero la compañía de Musk comunicó que el servicio de internet satelital ya surte a 10 mil usuarios alrededor del mundo con una velocidad de internet de 100/20 Mbps o más, luego de cuatro lanzamientos que pusieron en órbita la cifra total de mil 300 satélites, según recopiló el medio especializado CNet.

Actualmente, el servicio de internet satelital está disponible para ser preordenado desde su sitio web oficial (starlink.com) con el objetivo de llegar a más posibles clientes internacionales, principalmente en países con reducida velocidad de internet y problemas de conectividad. Starlink es también el nombre de la creciente red de satélites orbitales de la compañía de vuelos espaciales, SpaceX. El desarrollo de esta red comenzó en 2015, con los primeros prototipos de satélites puestos en órbita en 2018.

“Starlink es ideal para áreas del mundo donde la conectividad ha sido típicamente un desafío”, dice el sitio web de Starlink.

“Sin los límites de la infraestructura terrestre tradicional, Starlink puede ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso no ha sido confiable o completamente indisponible”, explican.

Starlink se introduce en este mercado tecnológico con la visión de proveer a áreas rurales donde la conectividad del internet y banda ancha es mínima, acrecentando la brecha de este sector en poblaciones internacionales.

¿Qué necesitan quienes requieran el servicio?

Los usuarios deberán poseer una pequeña antena parabólica en su hogar para recibir la señal y pasar el ancho de banda a su enrutador. Starlink ofrece una aplicación para Android e iOS que utiliza la realidad aumentada para ayudar a los clientes a elegir la mejor ubicación y posición para sus receptores desde su hogar de forma sencilla y rápida.

Actualmente, Starlink solo se encuentra disponible en limitadas ubicaciones tales como el norte de Estados Unidos, Reino Unido, ciudades selectas en el sur de Canadá y otros puntos, lo que se presume aumentará a medida que el servicio continúe su versión beta.

Entre las limitaciones de la versión beta de Starlink se encuentra la variación de velocidad del internet entre 50 Mb y 150 Mb. El sitio web del servicio indica que “habrá breves períodos sin conectividad en absoluto”. Sin embargo, la expectativa de este nuevo servicio de telecomunicaciones, “es superar los 300 Mbps para finales de 2021”, según comentó Musk a través de su cuenta de Twitter.

El costo para adquirir este servicio en su versión beta y con preorden en el programa 'Mejor que nada' (Better than Nothing, originalmente) ronda los $99 mensuales, además de $499 de pago inicial para obtener el dispositivo de instalación satelital y digital que se requiere para recibir conexión a internet en el hogar; así mismo, la compañía dijo en un comunicado de prensa que “las órdenes recibidas por usuarios interesados pueden tomar hasta seis meses en ser completadas”.

Pese a haber lanzado mil satélites funcionales a la órbita, SpaceX necesitará alrededor de 10 mil satélites para cubrir la provisión de internet en la mayoría del globo terrestre y Musk ha indicado que hay planes de la compañía para lanzar al menos 30 mil satélites de Starlink, según informó CNet. A través de Twitter, Musk señaló que planea que “el servicio esté disponible mundialmente en 2022”.

Entre las mejoras que se deben afrontar en Starlink se incluye la permeabilidad de los dispositivos de instalación satelital en los hogares frente a cambios climáticos, lluvia, vientos y la contaminación espacial, que ya ha levantado señales de alerta para numerosos astrónomos en Estados Unidos. “Todavía no entendemos el impacto de miles de estos satélites visibles esparcidos por el cielo nocturno y, a pesar de sus buenas intenciones, estas constelaciones de satélites pueden amenazar a ambos”, anotó la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés) en 2019 frente a los planes de Musk con Starlink.

La promesa de Starlink, tal como anunció en su sitio web, es la de mejorar las expectativas existentes para las conexiones satelitales colocando satélites en órbita a altitudes más bajas que antes, 60 veces más cerca de la superficie de la Tierra que los satélites tradicionales, según afirmó la compañía.

Este enfoque significa menor distancia entre la Tierra y la superficie terrestre, haciendo que las señales de Starlink viajen a menor tiempo, por lo tanto, produciendo menor latencia, sin embargo, aún se esperan mayores estudios de su rendimiento hasta que pueda ser probado a nivel mundial.

Starlink ha recibido fuertes críticas de astrónomos por los reflejos de luz que la cantidad de satélites provoca, lo que altera las observaciones espaciales, reseñó La Vanguardia.